web analytics

Por lo menos cuatro mil muertos y “guerra civil” en Siria: ONU

0
17

Ginebra 1 de diciembre (Notimex).- La alta comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Navi Pillay, afirmó que el número de víctimas fatales de la represión en Siria asciende al menos a cuatro mil personas y subrayó que la situación en el país puede ser calificada de “guerra civil”.

“La cifra de cuatro mil muertes es conservadora”, declaró en rueda de prensa la titular de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH), quien señaló que el número de víctimas es seguramente mucho mayor, según informes confiables.

Mañana se llevará a cabo en Ginebra una sesión de emergencia del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a raíz del informe de la Comisión de Investigación que acusa a las fuerzas armadas y altas esferas del gobierno sirio de cometer crímenes contra la humanidad.

“Las cifras que daré ante el Consejo el día de mañana serán conservadoras”, enfatizó Pillay, y adelantó que volverá a exhortar a los miembros del organismo para que en su resolución pida al Consejo de Seguridad de la ONU remitir el caso de los crímenes cometidos en Siria a la Corte Penal Internacional (CPI).

“Así lo demandé en agosto al Consejo de Seguridad, y desde mi punto de vista ya no es una cuestión de tiempo o una decisión política” dadas las evidencias del informe de la Comisión que coinciden con las observadas por su oficina, argumentó la juez sudafricana.

“En este caso se ha de aplicar el principio de que debe haber una investigación de la CPI para evitar la impunidad y procesar hasta el más alto nivel a quienes perpetran crímenes contra la humanidad”, subrayó.

Mencionó que de acuerdo con el Estatuto de Roma “es muy claro que donde se cometan crímenes graves que puedan constituir genocidio, crímenes contra la humanidad o crímenes de guerra, no debería haber impunidad”, abundó Pillay.

Por otra parte, en cuanto a la represión violenta y los levantamientos armados en Siria, Pillay dijo que en la misma sesión de agosto había advertido al Consejo de Seguridad que a medida de que hubiera un número mayor de desertores dispuestos a tomar las armas, “eso iba a desembocar en una guerra civil y en estos momentos es así como yo calificaría la situación”.

“A pesar de que la mayoría de los muertos y heridos han sido civiles desarmados, existen grupos que no pertenecen a las fuerzas armadas que aparentemente están armados”, sostuvo.

Conforme se estudia el informe de la Comisión y se observa lo que define como fuerzas opositoras, la situación en Siria bien se puede caracterizar “como un conflicto armado”, concluyó la alta comisionada.