web analytics

Insta ONU a Siria aceptar observadores internacionales

0
12

Ginebra, 2 de diciembre (Notimex).- El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) adoptó hoy por mayoría de votos una resolución que presiona a Siria para que permita el ingreso de observadores internacionales en su territorio, entre otras medidas.

Con 37 votos a favor, cuatro en contra (Rusia, China, Cuba y Ecuador) y seis abstenciones, el Consejo decidió enviar el informe de la Comisión de Investigación al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y a instancias relevantes del organismo multilateral.

El texto llamó a Siria “a implementar en su totalidad el Plan de Acción de la Liga Árabe” y le urgió a firmar el protocolo en el que pide la presencia de observadores internacionales.

Los observadores internacionales deberían corroborar las acusaciones sobre posibles crímenes contra la humanidad cometidos por fuerzas del gobierno durante la represión en contra de manifestantes, los cuales al parecer fueron perpetrados con conocimiento de altas esferas del gobierno.

La medida coincide con el llamado del presidente de la Comisión de Investigación de la ONU, Sergio Pinheiro, que considera que la presencia de observadores de derechos humanos “podría disuadir a las partes de recurrir a la violencia”.

Por otra parte, en tanto que el Consejo de Derechos Humanos condenó de manera enérgica y unánime “las graves violaciones sistemáticas de los derechos humanos”, urgió a Siria a cooperar con la Alta Comisionada y lo exhortó a permitir la presencia de su oficina en el país.

La resolución instó a que los diversos órganos de la ONU analicen el informe de la Comisión que describe crímenes sitemáticos como asesinatos y tortura incluso contra niños, desapariciones forzadas, ejecuciones sumarias, violencia sexual, especialmente contra hombres, y que “actúen en consecuencia”.

Además, el texto aprobó la designación de un relator especial para la situación de derechos humanos en Siria y solicitó que se le garantice acceso al territorio sirio a los miembros de la Comisión investigadora.

Entre otras cosas, la resolución pidió que de inmediato todos los presos de conciencia sean liberados y que los detenidos de manera arbitraria puedan ser visitados por observadores independientes.

El texto instó al gobierno sirio a suspender de su cargo a los militares y fuerzas de seguridad que perpetraron serias violaciones de derechos humanos.

Llamó a garantizar tratamiento médico sin discriminar a nadie y no intervenir en hospitales o centros médicos para arrestar o sustraer a manifestantes y demandó el establecimiento de corredores humanitarios para el suministro de medicamentos, agua y alimentos.

Exhortó al gobierno a que permita acceso de medios de comunicación independientes y a la prensa internacional y a no interferir mediante el acoso o intimidación de sus actividades.

Pidió evitar cualquier represalia con aquellos que cooperaron con la Comisión de Investigación de la ONU y urgió al gobierno respetar la voluntad popular, con las aspiraciones y las demandas de su pueblo.