web analytics

Instan a población jalisciense a cuidarse del “golpe de calor”

0
34

Guadalajara, 15 de marzo (Notimex).- La insolación, conocido como “golpe de calor”, es una emergencia médica, indicó el coordinador auxiliar de Información y Análisis Estratégicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Guadalupe Castañeda López.

Explicó que esta complicación se produce por un desbalance entre los mecanismos productores y disipadores de calor y añadió que la severidad va a depender del tiempo de exposición a la fuente de calor.

Dijo que se caracteriza en su fase inicial por un aumento de la temperatura corporal (arriba de los 39.5 °C), piel roja y caliente, anhidrosis (ausencia de sudoración), aceleración en el pulso, dolor punzante de cabeza, mareo, náusea, confusión y pérdida del conocimiento.

El especialista alertó que el evento debe tratarse de inmediato pues de lo contrario puede ser mortal.

Detalló que entre las complicaciones que puede acarrear está la disfunción cerebral que se produce por la toxicidad termal directa sobre el cerebro y la médula espinal, lo que puede generar rápidamente muerte celular, edema cerebral y hemorragias sobre todo en la fase del enfriamiento.

Los grupos de mayor riesgo para padecer insolación son: niños menores de cinco años, principalmente los lactantes o adultos mayores de 65 años, personas con sobrepeso y obesidad, que tomen medicamentos -sobre todo tranquilizantes-, que padezcan cuadros de diarrea, infecciones o quemaduras recientes.

Las personas que realizan actividades con requerimientos importantes de esfuerzo físico, también son vulnerables a sufrir insolación, así como deportistas de alto rendimiento que desarrollan su entrenamiento al aire libre.

Recomendó evitar exponerse al sol por tiempos prolongados, sobre todo en las horas centrales del día, mantener una buena hidratación (no esperar a tener sed para beber agua), beber agua antes, durante y después del ejercicio físico (se recomienda también ingerir soluciones isotónicas).

No obstante, si la temperatura es elevada se recomienda reducir la actividad física en la medida de lo posible, otra recomendación es evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, utilizar ropa ligera en verano, y ventilar adecuadamente las viviendas.

En caso de presentar golpe de calor, se debe poner a la persona de inmediato en un ambiente fresco, aireado y resguardado del sol y desvertirlo, en caso de que haya perdido el conocimiento se le debe colocar acostado boca arriba y con las piernas elevadas.

Asimismo se debe comprobar si respira de manera normal, si tiene signos, late su corazón y se registran pulsos arteriales. En caso de presentarse un cuadro alarmante no debe dudarse en acudir a recibir atención médica inmediata.

TagsIMSS