web analytics

¡El cártel de Los Beltrán Leyva desaparece!

Andy Novell F.

Los trabajos de inteligencia conjuntos entre los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá han comenzado a dar frutos a medias para formar una radiografía del crimen organizado y su recomposición ante los embates de las fuerzas federales.

La información filtrada por mandos de la Policía Federal, tomados del análisis del Centro de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública Federal señalan que tres cárteles del narcotráfico han sufrido en los últimos seis años escisiones que pueden terminar con sus estructuras.

Uno de los ejemplos más representativo es el de “Los Hermanos Beltrán Leyva” que con la muerte de su líder Arturo Beltrán Leyva han sufrido del 2009 a la fecha diversas escisiones que se disputan los estados de Morelos y Guerrero.

De acuerdo a la información obtenida por los interrogatorios de líderes de organizaciones delictivas y jefes de plaza, tan solo en el estado de Guerrero desde la muerte del llamado “El Jefe de Jefes” han surgido 17 grupos delictivos derivados del cártel de Sonora, mejor conocido como “Los Beltrán Leyva”.

Las organizaciones más representativas de esta ruptura con el abatimiento de Arturo Beltrán es Cártel del Pacífico Sur (CPS), dirigido actualmente por Héctor Beltrán Leyva, alias el “H”; el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA) y La
Barredora.

Estos grupos delictivos dedicados al secuestro, cobro de piso, venta y trasiego de droga, además de robos a casa-habitación entre otros delitos son denominados por el gobierno federal como grupos de sicarios y no cárteles de la droga a pesar de ser escisiones de una organización delictiva a nivel nacional con vínculos internacionales.

Los grupos que hasta el momento han generado el terror entre los ciudadanos del Puerto de Acapulco y otros municipios más del estado y que dejaron una estela de mil 323 asesinatos tan solo en el 2011 son: El Comando del Diablo, El Vengador del Pueblo, Ejército Libertador del Pueblo, La Barredora, el Comando Negro, Los Pelones, Luzbel del Monte, Los Temerarios, La Tejona y el Pueblo Pacifista Unido. Todos, causantes de la guerra intracárteles de la entidad.

La detención de jefes de células, líderes y jefes de plaza del Cártel del Pacífico Sur como Sergio Villarreal Barragán, ‘El Grande’ y Julio de Jesús Radilla Hernández, “El Negro” han debilitado este cártel que está a punto de desaparecer de la radiografía del narcotráfico de acuerdo con las fuentes consultadas de la Policía Federal.

Lo que es un hecho es que uno de los cárteles más fuertes durante los años 80´s y 90´s han perdido fuerza por las detenciones que se realizaron desde el 2009 hasta la fecha. Incluyendo a integrantes de cárteles colombianos con los cuales se tenía negociaciones para el trasiego de droga a Estados Unidos.

Algo que debe quedar claro, es que el próximo gobierno federal debe de continuar con la lucha contra el crimen organizado de lo contrario permitirán que se fortalezcan y la lucha por las plazas será cada día más violenta. Para saber eso deberemos esperar con la zozobra de que se continúe con la lucha porque los narcotraficantes lo que menos les interesa es el diálogo y el amor.