web analytics

Obama celebra 5 de Mayo y revive reforma migratoria

0
17

Washington, 3 de mayo (Notimex).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, celebró hoy de manera anticipada el Cinco de Mayo y aprovechó para hacer un llamado al Congreso para aprobar la iniciativa Dream, que beneficiaría a miles de hijos de inmigrantes indocumentados.

“Quiero firmar la Ley Dream y tengo listos todos los bolígrafos” para hacerlo, dijo el mandatario al encabezar en la Casa Blanca la ceremonia para recordar el triunfo de las fuerzas armadas mexicanas sobre las de Francia en 1862.

Obama reiteró estar dispuesto a trabajar “con cualquiera que sea serio” para aprobarla “y lograr una amplia reforma migratoria bipartidista que resuelva este reto de una buena vez por todas”.

Insistió que lograr la reforma es un asunto de justicia con implicaciones económicas en el país, “porque sabemos que asegurar nuestro futuro depende de asegurar que todos los estadunidenses tengan la oportunidad de alcanzar su potencial”, indicó.

Hizo un breve repaso de los logros alcanzados por su administración en los anteriores tres años, “pero aún muchos asuntos sin terminar, incluyendo reparar nuestro quebrantado sistema de migración”.

El mandatario se refirió en particular a la iniciativa Dream, que permitiría a cientos de miles de jóvenes indocumentados regularizar su situación si continúan sus estudios superiores o se enrolan en las fuerzas armadas.

Recordó que el año pasado la iniciativa fue aprobada en la Cámara Baja sin trascender en el Senado, ante el bloqueo de la mayoría de los republicanos, no obstante, aseguró presionará para que se apruebe.

El mandatario indicó que más allá del ámbito político “vale la pena recordar que Estados Unidos es y será una nación de inmigrantes”.

“Somos un país rico porque hombres y mujeres y niños han llegado a nuestras costas y se han sumado a la Unión, y al recordar el Cinco de Mayo en los lados de la frontera, rendimos tributo a nuestra herencia compartida y nuestra sociedad futura”, puntualizó.

Al evento acudieron el embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhan, la secretaria del Trabajo estadunidense Hilda Solis y el presidente de la fracción hispana en el Congreso, el demócrata Charles González.