web analytics

Remanentes de ingresos propios de la administración capitalina serán utilizados para atender más viviendas y mejor salud, necesidades prioritarias de la población

0
16

Cada año las necesidades y exigencias de los capitalinos por mejores servicios de salud, más vivienda popular crece, sin embargo los recursos económicos son limitados por provenir de las partidas federales, que escatiman o retrazan su entrega. Por tanto los dineros que capta el GDF provenientes de impuestos, derechos, aprovechamiento, productos y servicios no tienen un destino específico, a diferencia de los recibidos del gobierno de la república.

 

Para solucionar esta situación y responder a la  demanda de 35 mil viviendas anuales y elevar la calidad del servicio, la infraestructura, la atención especializada, y médicos más entregados a su labor, el Pleno de la V Legislatura, en Sesión Extraordinaria aprobó que los remanente del Presupuesto de Egresos y otros que la autoridad local capte se destinen a 2 rubros básicos como son los programas de vivienda popular y de interés social, que permiten a más capitalinos acceder a una casa digna, de fácil liquidación por el adquirente.

 

En el Pleno la Presidenta de la Comisión de Salud, Diputada Marcela Contreras Julián, pidió se anexara a la Iniciativa previa el tema de sanidad, porque los “defeños” –dijo-  merecen atención médica de calidad, suficiente y oportuna.

 

En los considerándoos de la propuesta, que fue aprobada por unanimidad, se destacó que esos remanentes se utilizarán de manera transparente, con objetivos definidos y por provenir de actividades paralelas de la administración pública, no afectarán objetivos prioritarios del gasto social, etiquetados y/o programados por metas.

 

Asimismo se avaló que parte de los remanentes “rescatados” se asignen a la Contaduría Mayor de Hacienda de la ALDF para su operación, por lo que en el transcurso del ejercicio fiscal 2012, conforme se obtengan ingresos adicionales en términos de lo previsto por  la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente, se destinen a los presupuestos de programas de vivienda, salud y de  la Contaduría Mayor de Hacienda aludida.

 

El Dictamen aprobado fue enviado al Jefe de Gobierno para su atención y canalizado a las dependencias oficiales para acatamiento.