web analytics

La Ciudad de México se convertirá en Estado 32, con Constitución y Congreso propios, asegura Alejandra Barrales. Desde el Senado impulsará esta aspiración

0
8

En la V legislatura los 66 diputados de la Ciudad de México hicieron todo su esfuerzo para dotar a la capital de la República de estado 32 del país, de esta representación popular emanó la Iniciativa y el texto de lo que será una entidad con autonomía propia, con Congreso y capacidad de autogestión, señaló la Diputada Alejandra Barrales Magdaleno, aun Coordinadora del GPPRD  en la Asamblea Legislativa, a tres días de convertirse en Senadora por el DF.

 

Aun en funciones como legisladora local, sostuvo que a través del consenso, los acuerdos y el interés mutuo de las 6 fracciones parlamentarias en Donceles y Allende, se dio vida al proyecto de convertir a la Ciudad en entidad plenipotenciaria para sus decisiones.

 

“En 2010, los Coordinadores Parlamentarios del PAN, PRD, PRI, PT, PVEM entregamos al Senado de la República el documento básico de la Reforma Política del DF, lamentablemente, la Cámara Alta lo archivó y dos años después duerme el sueño de los justos, por razones que la ALDF desconoce y desaprueba”

Barrales Magdaleno sostuvo que con la Reforma Política el Distrito Federal alcanzará sus  derechos como Ciudad Capital, pues es un contrasentido de que aquí se asientan los tres Poderes de la Unión (ejecutivo, legislativo y judicial),  las sedes diplomáticas de todos los países con quienes tenemos relaciones, de los organismos internacionales, de las grandes empresas transnacionales, etc. y somos la única entidad  que no tiene  Constitución propia.

La Reforma Política del DF, insistió busca que el gobierno local decida sobre su capacidad de endeudamiento, la Asamblea Legislativa obtenga  facultades de Congresos Local y al Poder Judicial le otorgue autonomía de gestión. Al Jefe de Gobierno dotarlo de mayores facultades para  remover de sus cargos a los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, que actualmente es potestad del Presidente de la República.

Las actuales delegaciones se fortalecerán con autonomía (como municipio) permitiendo que sus finanzas consoliden, otorgándoles capacidad recaudatoria  y  facultad de contraer deuda pública, autonomía técnica y operativa en la prestación de servicios públicos.

 

Alejandra Barrales se comprometió que desde el Senado  impulsará  el reconocimiento al DF como entidad federativa autonomía y Constitución propia para  que los capitalinos tengamos igualdad de derechos, como los tienen los habitantes de los 31 Estados  de la República.