web analytics

Derriban rebeldes sirios helicóptero militar en Damasco

0
23

Jerusalén, 27 de agosto (Notimex).- Un helicóptero militar sirio se incendió y se estrelló hoy tras ser atacado por rebeldes durante combates contra las fuerzas gubernamentales en el norte de Damasco, mientras aviones de régimen sirio siguen sus bombardeos en la capital.

El rebelde Ejército Libre de Siria (ELS) reivindicó el derribo del helicóptero que cayó cerca de la mezquita de Al Gufran, en el barrio de Al Qabun, en el norte de la capital siria, según fuentes opositoras, citadas por la cadena árabe Al Arabiya.

Varios videos publicados en internet mostraron el helicóptero volando por encima de los edificios envuelto en llamas poco antes de caer a tierra.

Tras el derribo del aparato, los enfrentamientos y bombardeos se intensificaron en los suburbios orientales de Damasco, donde helicópteros del Ejército sirio lanzaron cohetes y dispararon con ametralladoras contra los vecindarios sunitas de Jobar, Zamlka e Irbin.

También algunos proyectiles de mortero cayeron en los barrios de Tijara y Bab Zuma, de mayoría cristiana y situados en el casco antiguo de la ciudad, mientras en otras zonas de la capital se registraron enfrentamientos entre los rebeldes y el ejército.

Asimismo, los combates entre los rebeldes y las tropas sirias se intensificaron este lunes cerca de la Plaza Abasiyin, en cuyas inmediaciones se encuentran varios cuarteles de los servicios de inteligencia, reportó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El derribo del helicóptero sirio tiene lugar un día después de que el OSDH denunció el hallazgo de cientos de cadáveres en Daraya, a siete kilómetros al sur de Damasco, donde el ejército llevó a cabo una gran operación durante varios días la semana pasada.

El presidente del Consejo Nacional Sirio (CNS), principal organismo de la oposición en el exilio, Abdelbaset Sieda, aseguró que 500 personas murieron en esta matanza en Daraya, que atribuyó a las fuerzas gubernamentales.

Daraya, controlada por los rebeldes, fue escenario de bombardeos durante cinco días y cuando las tropas y sus milicias “shabiha” lograron entrar perpetraron ejecuciones sumarias, según activistas.

Además de Damasco, las violencia también afecta a otras provincias sirias, como Deir el Zur (este), Homs (centro), Hama (centro) y Alepo (norte), donde al menos 20 personas han muerto este lunes, según grupos opositores.

En Alepo, se registran feroces enfrentamientos entre los rebeldes del ELS y las fuerzas leales al régimen del presidente Bashar al-Assad, en particular en los barrios de Seif al Daula y Al Marya.

Desde marzo de 2011, cuando comenzó la rebelión que se transformó en una guerra civil, unas 25 mil personas han muerto por la represión, los enfrentamientos y bombardeos, según el OSDH, sin que esa cifra pueda ser confirmada por fuentes independientes.

Debido al conflicto, miles de refugiados sirios se han refugiado en países vecinos, entre ellos en Turquía, donde ya se encuentran más de 80 mil sirios.

Este lunes, el canciller turco, Ahmet Davutoglu, pidió a la comunidad internacional compartir la carga de albergar a refugiados sirios en medio de una creciente oleada de sirios que llegan a su país.

“Por un lado Turquía desea cumplir sus deberes de amistad y hermandad con los sirios, pero por otro, el aumento de refugiados sirios nos ocasiona una carga enorme. “Esta carga debe ser compartida con la comunidad internacional”, dijo Davutoglu en rueda de prensa en Ankara.