web analytics

Esperan trabajadores mexicanos reformas en México y en EU

0
62

Ernesto Zavaleta

“San Lázaro Dante se equivocó, son 10 los niveles del Infierno, omitió el pecado de ser trabajador mexicano en espera de una reforma en EU o en México. Es cuanto”.

 

Prometer no empobrece, reza un dicho popular, quizá el autor no conocía a Barack Obama, a Felipe Calderón, a Javier Lozano, a Manlio Fabio Beltrones, a Luis Alberto Villarreal, a Silvano Aureoles, y otros, porque las promesas si empobrecen.

 

Promesas de reformas que empobrecen a millones de trabajadores mexicanos que esperan en Estados Unidos una reforma migratoria y en México una reforma laboral, casualmente ambos por más de cuatro décadas.

 

Según los analistas en Estados Unidos y de países latinoamericanos, incluido México, Barack Obama logró la reelección por los afroamericanos y el voto latino, más de 12 millones de electores migrantes de los 23 millones migrantes legales registrados, 11 millones de estos mexicanos.

 

Prevaleció en los latinos la esperanza sobre la ira por “la traición” en Barack Obama de impulsar una reforma migratoria, la misma que prometió en 2008, la misma que nunca tocó en cuatro años, la misma que evadió hace un mes en la ONU, la misma por la que líderes como Carlos Villanueva presidente de Mexicanos en el Exterior abandonaron Estados Unidos, como costo por promover entre los migrantes esa promesa.

 

Es un traidor dijo enojado Arturo Valle, quien llegó con su familia a Nueva York hace 22 años de Puruándiro, Michoacán, sus dos hermanos son ilegales y sus sobrinos no tienen acceso ni a educación ni a servicios de salud. Como Arturo miles de migrantes acudieron a la capital de EU un día después de la elección a subrayar la promesa.

 

¿Por qué su familia no vino a Washington? “Están esperando ayuda, el Sandy nos dejó sin casa”. Ayuda que no llega pero voto por el demócrata, como otros 12 millones de latinos “a ver si otros cuatro años le alcanzan para hacernos la justicia que prometió”, como dijo Carlos Villanueva, quien volvió a dar su apoyo a Barack Obama.

 

Son más de 20 millones los mexicanos en Estados Unidos explicó Carlos Villanueva, al menos 12 millones son ilegales, acá (en Estados Unidos) ya les pagan por hora, a muchos les va bien, mejor que en su tierra, otros, millones reciben un dólar o menos por esa hora.

 

Jaime Lucero empresario y migrante poblano y Jairo Guzmán director de “Mi Casa es Puebla” en Nueva York, confían también en la renovada promesa del nuevamente presidente de Estados Unidos, “los latinos, los mexicanos, los poblanos respondimos a esa promesa en las urnas, ahora falta que cumpla”.

 

“Falta mucho, trabajo, y mucho apoyo desde México, de las autoridades, del presidente, nos lo prometió Vicente Fox, nos lo prometió Felipe Calderón”, a ver si ahora si se acuerdan de la situación de los migrantes Barack ObamaEnrique Peña Nieto, no sólo de su voto, dice Clarissa Martínez, del Consejo Nacional de La Raza.

 

El reelegido huésped de la Casa Blanca lo sabía, en uno actos de campaña, el 9 de octubre, develó una estatua del desaparecido sindicalista César Chávez, con motivo del 50 aniversario de la fundación del Sindicato Nacional de Trabajadores Agrícolas, honor que un presidente de Estados Unidos sólo ha conferido a personajes como Martin Luther King.

 

En ese acto en Los Ángeles, California, le prometió a los trabajadores agrícolas que habría reforma migratoria, pero “lo mismo dijo en 2008”, apuntó escéptica la cofundadora del Sindicato Nacional de Trabajadores Agrícolas, Dolores Huerta.

 

El empresario y líder comunitario Héctor Barreto, nacido en Missouri de padre mexicano, fue uno de los pocos que confió en el republicano montó Mitt Romney e impulsó lo que alguna vez dijera el ex presidente Ronald Reagan, “todos los latinos son republicanos, sólo que ellos no lo saben”, y según los resultados tampoco se enteraron este martes 6 de noviembre en las urnas.

En su discurso de triunfo el presidente Barack Obama reiteró su promesa: “Creemos en un país generoso, en un Estados Unidos que tiene compasión, tolerancia a los sueños de un hijo de inmigrantes que estudia aquí y muestra su adoración por nuestra bandera”, aún apenas hace un mes ante la ONU evadió el tema.

Los trabajadores mexicanos creen en las promesas, en la del presidente de Estados Unidos, aunque les falló por cuatro años, y en la de los líderes del Congreso Mexicano, aunque lo han intentado por 40 años.

“San Lázaro sólo un detalle Barack Obama tiene 4 años para “curar las cicatrices de la elección, los diputados tres semanas para que termine el sexenio”.

PD “San Lázaro gracias a Carlos Villanueva por la invitación a Washington”.