web analytics

El cinismo de Van’t Schip

0
17

México, 8 diciembre. André Marín de Excélsior.- Pues sí: Jorge Vergara decidió despedir a C hace unos días y el holandés ni siquiera estaba informado. Se enteró por la prensa de que la relación entre su empresa y el Deportivo Guadalajara había concluido.

El proyecto era para tres años y terminó en cinco meses por no alcanzar los resultados esperados.

Ya sabíamos y ya habíamos adelantado que sería una relación que terminaría mal y no nos equivocamos.

Vergara es un hombre que utiliza el hígado a la hora de tomar decisiones y no le cayó nada bien que Cruyff le mandara mensajes desde Barcelona, donde le decía que había que utilizar la cabeza, ser más sensato y no tomar decisiones arrebatadas como el casi liarse a golpes con un aficionado en los palcos del Omnilife.

Las palabras de Cruyff no le hicieron ninguna gracia y decidió despedirlo cuando hace unos meses dijo que sería una relación a largo plazo. Lo que no puedo entender es que el técnico del Rebaño permanezca en su cargo. John van’t Schip está como si nada sucediera y tendría que haber sido el primero en dar un paso al costado. Cruyff lo trajo, lo respaldó y ahora decide quedarse en un lugar donde no lo quieren. Si no se va es porque querrá cobrar la indemnización, porque no hay otro argumento para permanecer en el Guadalajara. Qué añito para las Chivas. Goleados y humillados en la Libertadores, fuera del torneo de Concacaf siendo eliminados por el débil Xelaju y en el torneo de liga nada qué contar. Siguen sin llegar refuerzos de calidad, el equipo está de cabeza, Vergara intenta recuperar a Néstor de la Torre y nada funciona.

Un desorden total y absoluto que terminará con el cese de Van’t Schip muy pronto y habrá que buscar a otro entrenador para volver a empezar de cero. No entiendo cómo el entrenador holandés no toma sus cosas y se va. Me parece incomprensible.

TagsChivas