web analytics

A la caza de anarquistas

Andy Novell F.

Los hechos de prepotencia y encubrimiento de algunos diputados locales entorno a los hechos delictivos del primero de Diciembre deja muy mal parados a los legisladores del PRD de la corriente de René Bejarano.

A más de un mes de estos sucesos no hay ningún infractor detenido, no hay indicios de quienes fueron los vándalos que robaron y dañaron propiedad privada en avenida Juárez y Reforma.

39 días después de esos hechos, la Procuraduría del Distrito Federal solicitó la ayuda de la Policía Federal para que le ayude a detener a los personajes que hicieron sus desmanes el llamado 1-D.

A través de la base de datos Plataforma México de la Policía Federal se está buscando a los líderes de los disturbios en la Ciudad de México; el objetivo es identificar nombres y posibles vínculos de los sospechosos con organizaciones delictivas, subversivas o anarquistas y, de esta forma, obtener las órdenes de aprehensión en su contra.

La manera que se puede identificar a los responsables de dichos desmanes, será a través de vídeos de los disturbios, se tienen ubicadas a diversas personas que encabezaban el grupo, pero no hay aun plena confirmación de su identidad y por tanto no se han solicitado las órdenes de aprehensión.

La Procuraduría capitalina de acuerdo a la Información Filtrada le envió un paquete de imágenes y fotografías, así como algunas similitudes obtenidas en redes sociales e internet por la Policía Cibernética, para ubicar las similitudes con el banco de datos de Plataforma México.

Será en los próximos días cuando se obtengan los primeros resultados de las investigaciones que están realizando los integrantes de la División Científica a través de la base de más de 500 millones de fotografías, voz y huellas dactilares.

Ahora es un hecho que ya se inició una cacería en contra de los participantes de los disturbios del primero de diciembre, la Federación tuvo que intervenir para que las autoridades capitalinas no fueran burladas por las organizaciones sociales que han escondido su actuar y vandalismo en la capital del país.