web analytics

Impone Francisco un estilo nuevo al papado

0
31

Ciudad del Vaticano, 14 de marzo (Notimex).- El estilo sobrio del Papa Francisco se notó hoy en el primer día de su pontificado, en el cual rechazó un coche de lujo para visitar un santuario mariano y hasta pagó la cuenta de la casa donde estuvo hospedado antes del Cónclave.

En una conferencia con periodistas el portavoz de la sede de la Iglesia católica, Federico Lombardi, contó algunas de las primeras anécdotas del nuevo obispo de Roma, quien se ha mostrado humilde, austero y cercano a la gente.

Relató que la víspera, luego de su elección al trono de San Pedro, Jorge Mario Bergoglio, prefirió volver a la Casa de Santa Marta donde se hospeda en estos días- a bordo del microbús con el resto de los cardenales y no en la limusina ya preparada para él.

“Luego, en una cena de celebración, dijo algunas palabras de agradecimiento y apuntó: Qué Dios les perdone!”, señaló Lombardi.

El nuevo Papa visitó la mañana de este jueves la Basílica de Santa María la Mayor de Roma, al cual se dirigió no en el auto típico del Papa, sino en un vehículo de la Gendarmería Vaticana, que es de gran cilindraje pero no tiene las comodidades del oficial patente SCV1.

En ese templo visitó la imagen de la Virgen patrona de la “ciudad eterna”, ante la cual depositó un ramo de flores, visitó una capilla en la cual San Ignacio de Loyola (fundador de los jesuitas) celebró su primera misa y también el altar mayor donde se encuentra una reliquia de la cuna de Jesús.

Allí saludó al Capítulo de Canónigos, a sacerdotes, religiosos y también a las personas que trabajan en la limpieza del templo. Después salió y se acercó a un grupo de niños que lo habían esperado afuera, también los saludó.

De regreso al Vaticano, sin una aparatosa escolta, hizo una parada en la Casa del Clero donde estaba hospedado antes del Cónclave.

Allí recogió sus cosas, saludó a los trabajadores y hasta pago la cuenta por los días de permanencia. “Para dar el ejemplo”, dijo Lombardi.

El portavoz anticipó otro detalle significativo: en los próximos días los discursos en italiano del nuevo Papa serán todos improvisados y no se esperan textos bajo embargo para dar a la prensa.