web analytics

Rosario Robles y Lady Profeco

0
14

humberto benitezRubén Cortés

Aunque tardó 19 días, cuando el caso exigía decisión inmediata, el Presidente actuó como le correspondía al remover a Humberto Benítez como Procurador del Consumidor, porque su hija ordenó a sus subordinados cerrar un restaurante.

Tomó la decisión en beneficio de los consumidores, que son los 19 millones 226 mil 784 de mexicanos que votaron por él, los 15 millones 896 mil 999 de AMLO, 12 millones 786 mil 647 de Vázquez Mota, el millón 150 mil 662 por Gabriel Quadri y quienes no votaron.

Dio a los consumidores la cabeza de su Procurador General del Consumidor. La única contaminación política estaba en que Benítez era uno de los políticos más cercanos al Presidente desde que fue su secretario general de gobierno en el Edomex.

Es, en cambio, ejemplo de contaminación política el Affaire Veracruz: seis ex funcionarios de la Sedesol relacionados con un presunto uso ilícito de recursos, padrones y programas públicos con fines electorales a favor del PRI.

PAN- PRD pidieron enseguida la cabeza de Robles y se levantaron de la mesa del Pacto por México porque consideraron “cínica y autoritaria” la frase del mandatario de “no te preocupes, Rosario”, que constituyó la primera crisis política en su gestión desde el 1 de diciembre.

Peña desaceleró el Pacto momentáneamente para salvarlo después de que el PAN mantuvo su permanencia, condicionada a la “la transparencia” del gobierno. De todos modos, PAN-PRD todavía insisten en pedir la cabeza de Robles.

Sin embargo, si el Presidente cediera a sus reclamos no estaría actuando ya para todos los mexicanos, como en el caso Lady Profeco, sino para ayudar al PRD a lavarse viejos lodos y al PAN a recomponerse en Veracruz, donde está tan dividido como en la bancada del Senado.

El PRD busca venganza de Robles desde que ésta fue expulsada tras el escándalo de corrupción en el que el partido y GDF de AMLO recibieron dinero ilegal del empresario argentino Carlos Ahumada, con quien Robles sostenía en su momento una relación sentimental.

Pero son líos entre perredistas. Al fin que el propio AMLO ganó el GDF en el 2000 por un punto porcentual sobre el panista Santiago Creel, gracias al “cochinito” que le armó Robles siendo Jefa del GDF con oscuros contratos supermillonarios con la agencia Publicorp.

Y el PAN en Veracruz se está deshaciendo por rencillas internas contra su grupo más poderoso, encabezado por Miguel Ángel Yunes Linares y su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez a causa de una denuncia ante la PGR por supuesto enriquecimiento ilícito en cargos públicos.

Entonces, si el Presidente hubiese removido a Robles no estaría gobernando para todos, sino sólo para sus socios en el Pacto por México.

Y habría dejado mucho qué desear.