web analytics

Lady Senado y… dinero para AMLO

0
18
Juan Carlos Beristain

Juan Carlos Beristain

Si: Lady Senado desperdició muchas oportunidades para quedarse callada. Su prepotencia para evitar un sencillo “disculpe usted”, la hundió tanto que si hasta antier su “autoridad moral” eran los 200 mil votos que ganó el 1 de julio, la pregunta hoy es cuántos volverá a tener.

Su falta de instrucción para responder con mesura en dos de los noticieros radiales de mayor rating (López Dóriga y Pepe Cárdenas) la hicieron tan conocida que provocaron la aparición de negativos que arrastraba, pero a nadie le habían interesado.

El video de su ira contra la empleada de una aerolínea la mostró arrogante (“soy una autoridad moral porque gané 200 mil votos”), despectiva (“¿qué estudiaste mi hija?”), altanera (“soy tu representante en la tribuna más alta del país”).

Y el difundido después, peor: ofende a una mujer policía que la multa por no traer tarjeta de circulación mientras conducía: “Vergüenza te debería dar ser policía y mujer, no mereces ser mexicana, por un pan mira lo que haces”.

Ambos videos y fotos durmiendo en el Senado (sólo asistió a 11 de 49 sesiones) la desacreditaron, pero más otro divulgado ayer: su hermano quita dinero a un empleado en nombre de… AMLO.

Candidato a diputado local por Quintana Roo y ex regidor de Playa del Carmen Solidaridad, Juan Carlos Beristain afirma que el salario de uno de sus colaboradores en el Ayuntamiento le pertenece para invertirlo en el movimiento de AMLO.

Diálogo:

–Juan Carlos Beristain: Tan solo un camión de Andrés Manuel cuesta 40 mil pesos. Con lo tuyo todavía me hace falta la otra mitad. El movimiento cuesta un chingo.

–Interlocutor: Quiero saber si no hay bronca y seguimos trabajando en el municipio.

–JCB: Sí, sí. Nada más que te voy a pedir que la compensación se la des a otra persona. Y tú te quedes con el sueldo base hasta donde habíamos quedado, que es de cuatro mil pesos. Estoy hasta aquí de apoyos. No que me den, sino que yo tengo que dar. Para eso es el dinero.

–Interlocutor: Bueno, todas esas son actividades del partido.

–JCB: Sí. Cada afiliación cuesta… no he sacado el prorrateo, pero échale gasolina, carro, teléfono, y luego compro una galletita para platicar con ellos. Ahorita, playeras para un equipo de futbol, pelotas para mañana un partido de futbol, en fin, equis, ye, zeta.

Caramba: “galleticas”, “playeras”, “pelotas”…. Ajá. Y AMLO después pidió al Tribunal Electoral anular el triunfo de Enrique Peña el 1 de julio porque el PRI había regalado en campaña un chivo, dos guajolotes, un trapo, dos carritos para mandados, un cerdo, dos patos.

Ese es el gran problema de la izquierda. Que está atascada.

TagsAMLO