web analytics

La movilidad de los mentores

0
63

Foto: EspecialCarlos Blanco

A pesar de que el conflicto más significativo, el que se venía presentando en Guerrero disminuyó con el levantamiento del paro de labores, la movilidad de los contingentes magisteriales agrupados en la CNTE se trasladó a la ciudad de México para instalar un plantón en la plaza de la Constitución.

 

Su estancia se prolongará como medida de presión, hasta que la ley secundaria sea aprobada y su contenido no impacte lo que llaman, sus “conquistas sindicales”, sobre todo después de que la Secretaria de Gobernación oxigenó al movimiento al allanarles a la disidencia el camino para que su voz sea escuchada en el Congreso de la Unión y entre los integrantes del Pacto por México.

 

Son varios los actores que de alguna u otra manera buscan mantener activo el movimiento magisterial, aunque es notorio que el mayor activismo es el que se está induciendo desde el interior del sindicato, no en vano la disidencia evita toda presión que afecte la imagen del dirigente nacional del SNTE, Juan Díaz de la Torre. Exigen que se le “fiscalice”, pero no demandan su caída.

 

La efervescencia que se registró en Guerrero fue provocada por actores de diversa ideología e interés político. Se despresurizó con la retención de salarios y las órdenes de aprehensión, aunque el manejo laxo de la ley por parte de la Segob deja asentado un mal precedente.

 

En Guerrero, ante el involucramiento de intereses contrapuestos no logró cuajar del todo lo que la Ceteg denominó Movimiento Popular de Guerrero (MPG); una organización parecida a la APPO que hace años se integró en Oaxaca.

 

En Oaxaca, la sección 22, el contingente mejor organizado de la disidencia magisterial, cuenta con el apoyo del gobernador aliancista Gabino Cué. Participa con un contingente representativo en la plaza de la Constitución, pero se activan de manera cautelosa ante la proximidad de elecciones en la entidad.

 

Aunque sea la sección 22 uno de los movimientos más ideologizados y cohesionados de la CNTE, ello no significa que sus líderes se encuentren blindados a los ofrecimientos políticos y pecuniarios externos. En su oportunidad, sus líderes se activaron respondiendo en función de estrategias que beneficiaban a Elba Esther a José Murat, o al gobernador en turno.

 

En Michoacán los brotes más representativos de inconformidad provienen de los estudiantes normalistas. Y puede ser que al igual que acontece en Guerrero, que las autoridades de Michoacán no estén de acuerdo en que la federación les retire las plazas que demandan los egresados de las normales para incorporarse en automático a laborar en los planteles escolares.