web analytics

Gastos y gustos de AMLO

0
201

amlo cambio verdaderoAlberto Aguirre M.

En campaña, eran primero los pobres. Ahora, los partidos integrantes de la coalición Movimiento Progresista, que postularon a Andrés Manuel López Obrador, claman “primero transparencia”, en vísperas de que el IFE determine culpas y errores en el manejo de las prerrogativas y los donativos del 2012.

Una primera revisión de los reportes que el PRD subió a la internet da cuenta del gasto constante –casi diario– realizado en la “movilización para los eventos”. Las cantidades fluctúan entre los 55,000 y los 125,000 pesos, dependiendo el número de camiones o furgonetas utilizadas para el traslado de los simpatizantes del candidato presidencial de las izquierdas. A lo largo de dos meses fueron 27.3 millones de pesos en transporte.

Esos gastos de “operación en campaña” se ven complementados por los 16.6 millones destinado al pago de honorarios asimilados a salarios y los “apoyo para la organización de actividades políticas”, que no son otra cosa más que los sueldos de los “movilizadores” y los “promotores del voto”.

Y también, los 60 millones de pesos –clasificados bajo el rubro de “otros”– destinados para los “utilitarios”: 1.3 millones de pesos en gorras, 2.5 millones de pesos en playeras, 5.1 millones en calcomanías, 7.6 millones de pesos en volantes, 1.5 millones en pendones, 5.5 millones en lonas…

Para los espectaculares de AMLO, el Movimiento Progresista contó con los servicios de Vieworld Advertising, Ooh Media Services, Gestiones Múltiples Regionales y Publicidad Virtual. En lo concerniente al desarrollo de sus redes sociales, encargó a Grupo Nacional KAM parte del hosting y el software de sus redes sociales, además de la activación de un “chat center”.

Para la elaboración de los “estudios de percepción”, el equipo de campaña contrató a Covarrubias y Asociados, aunque encargó a Estrategia y Coyuntura algunos trabajos menores y a Votia –de Felipe Quintos– una exit poll. En estos rubros, su segundo proveedor en importancia fue AFK Comunicación Creativa, a la que pagó 2.7 millones de pesos por servicios de “asesoría y consultoría”.

Y para la manufactura de los spots trabajó con Fantasma Films y Azotea Post, esta última, la casa productora del cineasta Luis Mandoki.

En los comicios del 2012, la coalición izquierdista reportó erogaciones por 642.9 millones de pesos, de los cuales Andrés Manuel López Obrador absorbió 302.8 millones, mientras que 221.7 millones fueron destinados a las campañas de los 300 candidatos a la Cámara de Diputados y el resto –118.3 millones– sufragaron las campañas de los 64 candidatos al Senado.

Un corte transversal de ese “gasto centralizado” deja ver que dos terceras partes del presupuesto para las campañas de los partidos de izquierda sufragaron la propaganda de los candidatos, mientras que solo una cuarta parte recayó en los gastos “de operación”.

El secretario de finanzas del CEN del PRD, Xavier Garza Benavidez, sostiene que López Obrador solamente tuvo un “gasto directo” por 103.3 millones de pesos durante su campaña y que los restantes 199.6 millones reflejan acumulados de lo que las autoridades electorales han denominado “prorrateo”.

“El IFE ya no podrá decirnos que dejamos de sumar o que los contadores se habían equivocado como en su momento dijeron”, reclama el funcionario partidista, “estamos abriendo la información para decir, no solo no nos equivocamos, sino que aquí están los números comprobando aquí por su cuenta a diferencia de otros partidos políticos que ni siquiera reportaron las cifras sino que el IFE fue el que se encargó de documentarlas”.

Los perredistas prefieren llamar “gasto central” al prorrateo, lo que demuestra que en materia contable, habla un lenguaje distinto al de la autoridad electoral. Pero el artículo 117 del Reglamento de Fiscalización establece claramente que cuando las erogaciones benefician a dos o más campañas, el 50% del gasto debe asignarse de manera igualitaria y el resto, en función del criterio definido por cada coalición o partido.

El Movimiento Progresista determinó que el gasto centralizado de las tres campañas –la presidencial, de senadores y de diputados– sería reportado de manera paritaria para las dos primeras (34.17%) y el resto quedaría para las terceras. En las otras dos combinaciones posibles, la asignación sería 55/45.

La Unidad de Fiscalización del IFE no dejó de contemplar que el año pasado hubo elecciones concurrentes a la federal en 15 entidades de la República y determinó aplicar la siguiente fórmula de prorrateo: 63.55% para la campaña presidencial y 36.45% para las locales.

EFECTOS SECUNDARIOS

NUEVOS TIEMPOS. La conmemoración del Día Internacional contra el Tráfico Ilícito de Drogas será encabezada este mediodía por la secretaria de Salud, Mercedes Juan López, el comisionado contra las adicciones, Fernando Cano Valle, y el subsecretario de Prevención del Delito, Roberto Campa Cifrián. La convocatoria se hizo extensiva a la comunidad médica, a líderes de organizaciones sociales y a académicos destacados, para someter a su consideración la nueva estrategia gubernamental. En el sexenio pasado, esta fecha servía para ensalzar la guerra contra el crimen organizado con exhibiciones policiacas y despliegues militares.

A PUERTA CERRADA. Para evitar preguntas incómodas sobre los comicios del próximo 7 de julio, los gastos de las campañas del 2012 y el nombramiento del nuevo consejero del IFE, el magistrado presidente del Tribunal Electoral, José Alejandro Luna Ramos decidió que su reunión con el titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Francisco Moreno Merino, fuera “privada”. El TEPJF recibió su certificado de calidad ambiental. Antes, la dependencia federal había anunciado un “sellamiento” de la frontera con Estados Unidos, para impedir el tráfico ilegal de especies protegidas.


Correo electrónico: aam@mexico.com