web analytics

La Democracia Directa, tradición en el PAN

0
24

Foto: EspecialRaúl Tortolero 

Esos pocos personajes que abominan la democracia directa dentro del PAN, aquellos que niegan el derecho al militante libre y sencillo, a elegir a sus líderes, al nacional y a los estatales y municipales, alegando necedades decimonónicas antidemocráticas, como que ésa no es una práctica panista, no cabe duda que están muy desinformados.

 

Justamente es una viva, correcta y poderosa tradición del blanquiazul la elección del líder nacional, como de los estatales y municipales, por la vía de la democracia directa, del voto directo, desde hace 26 años, en Acción Juvenil.

 

Es una tradición que se refrendará una vez más el próximo 28 de septiembre, cuando se lleve a cabo la X Asamblea Nacional Juvenil en Irapuato, Guanajuato, en la que van a participar cerca de 11 mil jóvenes de toda la República, con su voto directo.

 

Es decir, los jóvenes han estado siempre a la vanguardia en el PAN y en el país, y hoy su ejemplo, antes menospreciado por algunos autoproclamados “notables”, ha sido avalado por la mayoría de la Asamblea Nacional extraordinaria XVII, cuando el 16 de marzo pasado votaron a favor del “Sí”, para la libre elección de los dirigentes por cada militante activo.

 

Acción Juvenil siempre ha empleado este método. Para los jóvenes no es ninguna novedad la democracia directa, sino lo más natural. ¿Ha funcionado? Claro, la mayoría de los jóvenes se muestra conforme con este camino democrático. Les gusta y tienen el derecho. A nadie puede gustarle ser excluido.

 

Ahora la misión es llevar ese tipo de democracia directa a todo el partido. Extenderla, ampliarla. Y lograrlo significará la más importante y radical democratización en toda la historia del PAN. No es poca cosa. Y esa oportunidad está a sólo un paso.

 

El próximo sábado 10 de agosto, cuando se reanuden los trabajos de la Asamblea XVII en la Arena Ciudad de México, los militantes nombrados como delegados numerarios –acaso unos 10 mil-, provenientes de todo el país, podrán simplemente extender esta democracia directa de Acción Juvenil, donde siempre ha funcionado, a todo el partido. Así de sencillo.

 

Para quienes opinaron muy desafortunadamente que la democracia directa era la “perredización” del PAN, habría de decirles al menos dos cosas: una, que no puede usarse el neologismo “perredizar” como algo peyorativo de ninguna forma, ya que la gente del PRD es amiga, y es con ese partido que el PAN ha ido en alianza en varias elecciones, y ha ganado muchos puestos de elección popular.

 

Se quedaron esos dizque notables en los sesentas, tal vez, cuando la “izquierda” era satanizada. A esa época quizá pertenece la mente de quienes no son capaces de dialogar, de entender, de coincidir con la justicia social y otras causas comunes que tiene el PAN con el PRD.

 

Y dos, decirles que no conocen la historia de su propio partido. Porque si la conocieran, no podrían ignorar –y admirar- las prácticas de los jóvenes, entre las que destaca, por supuesto, la democracia real, directa, plena. Se trata de una democracia vibrante, renovadora.

 

Evolucionar de una democracia indirecta, a través del Consejo, a la democracia directa, al voto directo, y usar este camino como único método interno de elección de liderazgos dentro del PAN, es algo loable y positivo.

 

Sólo unos cuantos “notables” elitistas y excluyentes, podrían despreciar a los militantes en su derecho de votar por quienes van a ser sus líderes a nivel nacional, estatal y municipal.

 

Hemos escuchado a Everardo Padilla, uno de los contendientes a la Secretaría de Acción Juvenil nacional del PAN, hacer referencia a la democracia directa de forma positiva. Resaltar el poder de los militantes por encima de la exclusión y el elitismo, como lo ha hecho la expresión #PoderAlMilitante, exigir el respeto al derecho a votar, el hacer escuchar la voz de los militantes y que sea tomada en cuenta lo mismo que la de los senadores y diputados, y de quien sea, es un gran avance en la democratización interna del PAN.

 

El 10 de agosto será el día en que el PAN haga historia de la mano de sus militantes libres y vanguardistas. Acción Juvenil puso siempre el ejemplo. Es la hora de escuchar a los jóvenes y darles su lugar. Es la hora del militante, es la hora de luchar.