web analytics

Legisladores de izquierda no comerán en 24 horas, en protesta por RE

0
20

sanchez camachoMéxico, 11 Dic. (Notimex).- En un intento por detener la discusión de la minuta de la reforma constitucional en materia energética, legisladores del Partido del Trabajo y del Movimiento Ciudadano iniciaron un ayuno de 24 horas.

 

Alfonso Durazo, María Luisa Alcalde, Loretta Ortiz, Fernanda Romero, Rodrigo Chávez y Aida Valencia fueron los primeros diputados en iniciar esta acción.

 

Con el grito de “Pemex no se vende y alto a los traidores a la patria”, el secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho afirmó que esta es una acción de mujeres y hombres para protestar por el intento de privatizar a Petróleos Mexicanos (Pemex).

 

Afirmó que el dictamen aprobado por el Senado de la República “es un atraco a la nación”.

 

Indicó que esta es una oportunidad para que el PRI y el PAN reconsideren su postura y que “la aprobación de este documento no se resuelve en el interior de cuatro paredes del Congreso de la Unión”.

 

“Estamos exigiendo que se escuche la voz y la opinión del pueblo de México, ya que lo que está en riesgo es la soberanía nacional y por esta misma razón, el movimiento democrático nacional se apoyó en el Artículo 35 de la Constitución para solicitar una consulta popular y entregó ya, en tiempo y forma, más de un millón 700 mil firmas”.

 

El diputado perredista, quien acaba de reincorporarse a su curul, calificó la toma del salón de Plenos del Palacio Legislativo de San Lázaro como una “acción pacífica, y vamos a darle el tiempo necesario para que el PRI y el PAN entiendan que lo más correcto es suspender la discusión de esta iniciativa y abrir un diálogo nacional, y al mismo tiempo realizar la consulta popular”.

 

Sánchez Camacho manifestó que no se avalará esta iniciativa de reforma energética porque lo que busca es entregar la riqueza nacional a transnacionales.

 

Por su parte, la representante del Movimiento Ciudadano, María Luisa Alcalde aseguró que son millones de hombres y mujeres que no están en contra del progreso del país, sin embargo no se puede hacer a través de la privatización del sector energético.

 

Sostuvo que se quiere dejar en manos de las transnacionales “el reparto del pastel, lo cual no lo vamos a permitir”.