web analytics

¿Libertad de libre manifestación?

¿Libertad de libre manifestación?Andy Novell F.

 

Ya hemos escrito algo sobre la libre manifestación y la llamada libertad de expresión que muy pocos entienden, conceptos que no dominan, sobre todo, aquellos que desgarran sus vestiduras y lloriquean al aplicarles la ley y gritan ¡represión, represión!

 

La libre manifestación no quiere decir que tienen carta abierta para golpear automovilistas, policías, robar tiendas de conveniencia y, sobre todo, dañar propiedades de particulares o empresas. El acto cometido contra el árbol de Navidad de una empresa refresquera instalado sobre Reforma fue un argumento poco claro de las llamadas organizaciones de izquierda.

 

También fue un argumento para preguntar a los funcionarios encargados de seguridad y al propio jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera ¿Y la ley? ¿Dónde están los que aplican la ley? ¿Cuál es el miedo?

 

La quema de este árbol de Navidad quizá sea algo que no vale la pena; sin embargo, a través de las redes sociales se ha reprobado este acto de los llamados inconformes que pregonan su “libertad de libre manifestación”, estos grupos que son intransigentes, SI, intransigentes porque si no estás con ellos, estás contra ellos.

 

Cuáles son los límites o la pequeña y delgada línea que divide la libertad de libre manifestación al pillaje y anarquía. Tal vez me descalifiquen por el comentario, pero esa delgada línea ya fue traspasada por las diversas organizaciones de la llamada izquierda mexicana, las cuales son consentidas e incluso apoyadas por el propio gobierno capitalino.

 

Sobre la llamada “libertad de expresión”, este concepto no quiere decir que la apertura para informar o hablar sea necesariamente para descalificar u ofender; estas organizaciones como la CNTE, Morena, Anarquistas tienen esa visión miope que descalificar es sinónimo de ofender.

 

Si esto hace las llamadas bases de las organizaciones de izquierda, qué hacen sus representantes en los poderes legislativos…Lo mismo, desmanes, desmadres y todo lo que tiene que ver con esas finas personas.

 

Una prueba de esta desaprobación ciudadana por lo que se ha hecho hasta el momento, lo refleja la escritora Mariana Vega quién publicó este texto en su red social y lo retomo simplemente como ejemplo que la sociedad, sin importar la esfera social en la que se desenvuelvan.

 

“Los “diputados” de Movimiento Ciudadano, PRD y PT demostraron hoy que lo que menos les interesa es la ciudadanía. ¿Representantes de la sociedad? Representantes de la vergüenza, la vulgaridad, la estupidez y la anarquía acompañada de violencia”.

“Sus acciones el día de hoy en la Cámara de Diputados dejaron entrever su incapacidad para legislar. Tanto hombres como mujeres insultándose y arengándose en lugar de debatir. Y para eso cobran sueldos millonarios”.

Nadie está conforme con este tipo de actitudes y proceder de las “grandes masas” que abarrotan las calles, ¿grandes masas? Solo son un puñado de personas pagadas o acarreadas que son de escudo para los intereses personales de los politiquillos que brincan de un partido a otro y la mayoría surgidos del partido que ahora critican que es el PRI.

Vaya izquierda mexicana que tenemos, una izquierda que por el dinero hasta comunistas se vuelven…