web analytics

Jóvenes, el ‘Hulk brasileño’ no merece ser imitado

0
171

hulkRÍO DE JANEIRO, 13 de marzo.- “La Montaña” es como apodan a Arlindo de Souza, un brasileño que quería ser el hombre con los bíceps más grandes de su país.

Sin embargo, los “músculos” de De Souza no están moldeados por horas de ejercicio y dieta sana, sino por una mezcla de aceite y alcohol que se inyecta en las zonas que quiere aumentar.

Los bíceps de poco más de 73 centímetros podrían costarle la vida a este hombre, quien dice ya perdió a un amigo por “pasarse con la dosis” de esta mezcla.

Infecciones, amputaciones e inclusive la muerte pueden ser las consecuencias de tratar de lucir musculoso sin ningún esfuerzo físico de por medio, debido a que los componentes de la inyección pueden crear abscesos en las venas.

En una entrevista con Barcroft Media, De Souza dijo: te lo inyectas y de pronto empieza a crecer la parte en la que lo pusiste sin tener que hacer ningún ejercicio, cada vez que me lo ponía y veía aumento en mis brazos quería más y más. Para mí no hay límites.

Pero

De Souza, originario de Olinda, Brasil, se inyectó tres veces a la semana durante dos meses para lograr tener esos “músculos”.