web analytics

Tres incendios se han registrado de manera consecutiva en instalaciones militares en los últimos 30 días, así como dos volcaduras de unidades del Ejército, que…

0
31

 motivan a la reflexión, porque no es muy común que así ocurra, sobre todo dentro del contexto en que la federación aplica un operativo en Michoacán para restablecer la seguridad en esa entidad.

 

De los incendios habrá que detallar que el primero se registró en un cuartel de Zamora, Michoacán, el pasado 28 de febrero. De acuerdo a los reportes, éste se inició con el estallido de una granada cuando un grupo de efectivos procedía a la quema de pirotecnia. El segundo aconteció en el estratégico Campo Militar No. 1, ubicado en las inmediaciones de la ciudad de México, Tecamachalco y Naucalpan, y cuyos sistemas de seguridad son de tecnología de punta. El fuego inicio en un tiradero de llantas que se encontraba cerca de los Almacenes Generales de Transporte.

¿Sobre cómo o quién prendió los neumáticos nada se supo?

 

El segundo incendio ocurrió ayer nuevamente en el Campo Militar No. 1. Oficialmente las llamas fueron sofocadas en una bodega donde se guardan aparatos de computo y otra de muebles.

 

Como quien dice, el incendio comenzó al mismo tiempo en dos bodegas.

 

En cuanto a los incidentes automovilísticos,  el pasado miércoles un camión militar se volteó en la carretera México-Toluca, con un saldo de dos soldados muertos. Y ayer en Huetamo, Michoacán, dos Hummer quedaron volcadas sobre la carretera, dejando 18 lesionados, entre ellos, 11 militares.

Como ya se hizo mención, estos acontecimientos motivan a la preocupación, dado que la voz populi, con toda razón, comenzará a especular que todos esos incidentes pudieran estar relacionados con una posible reacción de la delincuencia organizada. Y si eso ocurre al interior de los cuarteles, cuyos accesos e inmediaciones –no se diga por dentro– cuentan con una vigilancia extrema, qué podría pasar en lugares donde  hay numerosas concentraciones de personas.

Al secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, le compete difuminar todo tipo de especulaciones…