web analytics

Tlatoani para rato

3
61

carlos blancoCarlos Blanco

 López Obrador de ninguna manera es un cartucho quemado y eso lo decimos sin que sea santo de nuesta devoción, tan no lo es que logró el registro de morena, y ya se prepara para las elecciones intermedias del 2015.

La movilidad del peje debe poner en alerta a todos los partidos políticos, hay que tener presente que en las elecciones presidenciales del 2012 logró colocar a la denominada Coalición Movimiento Progresista en el segundo lugar, con cerca de 16 millones de votos, dejando al PAN en la tercera posición.

 

Sobra decir que la fuerza de AMLO se sustenta en la enorme masa que carece de los niveles mínimos bienestar y por lo que se observa, el número de pobres no va a disminuir ni en el corto ni el mediano plazo.

 

Los detractores de AMLO sostendrán que es una visión un tanto simplista, pero a todo ellos habría que sugerirles que se den una vuelta por las zonas populosas de las urbes de la república y se encontrarán con manifestaciones de inconformidad frente a sus gobernantes.

 

Esto lo acabamos de observar en las recientes elecciones registrada en Coahuila  y Nayarit , caracterizadas por un alto grado de abstencionismo, y numerosas boletas anuladas con la leyenda de “no fue penal”. Efectivamente el PRI fue el que ganó el mayor número de posiciones; nada de que sorprenderse dado que siempre que se registra abstencionismo, en elecciones locales o intermedias, el PRI avanza.

 

Pero de ahora en adelante, cuando en las boletas electorales aparezca el icono de Morena, cuál será el comportamiento del electoral. Difícil diagnosticar…

 

Las grandes mayorías siguen en la búsqueda de un líder que les ofrezca un mejor presente. Querramos o no, en México todavía prevalece la cultura del Tlatoani, del gran señor que acabe con la desigualdad social que prevalece en la nación.

 

Por eso el peje se sigue comportando como un Tlatoani. Por eso ayer regañó al gobernador de Tabasco, Arturo Núñez y le exigió que ya no le siga quemando incienso al presidente Peña Nieto. No faltará quien lo cuestione y lo acuse de tener vocación mesiánica.

 

Pero eso es lo que quiere el pueblo. Las masas desean a alguien que se convierta en su voz y diga lo que siente. Que critique y condene a los gobernantes que no les resuelven sus problemas básicos. Eso lo sabe AMLO y por eso tendremos Tlatoani para rato.

 

A los viejos partidos, incluyendo al PRD, les conviene ponerse las pilas y trabajar por los que menos tienen, sin demagogia ni con la creación de espejismos. México requiere de soluciones para ya y no posturas tendientes a forjar esperanzas…