web analytics

Nuevo etiquetado para reducir la obesidad I

1
12

alberto esteban marinaSofía Salinas

“Muchos productores nacionales van a tener que reconvertir sus formas de etiquetado, y para eso vamos a dar un plazo, pero esto tiene que ver también con las exigencias que están pidiendo en Europa y Estados Unidos en este momento”, comentó Alberto Ulises Esteban Marina, Director general de Normas, de la Secretaría de Economía.

En la conferencia “Normas de Etiquetado e información comercial para la Exportación”, que dictó el miércoles en la Semana del Emprendedor en el Centro Banamex, Esteban Marina explicó qué tienen que hacer los productores para cumplir los lineamientos que regulan el etiquetado de alimentos y bebidas, emitidos en febrero por la Secretaría de la Salud y la SE (NOM-051-SCFI/SSA1-2010).

“Para elaborar estas normas, destacó, nosotros vamos a la Organización Mundial de Comercio y le decimos, ‘oye, estoy preparando una norma de etiquetado de alimentos, que ahora, en lugar de establecer la porción de área va a ser la porción de área con base en una dieta de 200 calorías’, es un cambio que parece inocuo pero en realidad es una forma muy determinante por la forma de etiquetado que teníamos anteriormente. Una coca cola correspondía al 5 por ciento de la ingesta de azúcares recomendada diaria, y con el nuevo etiquetado, la misma coca cola anda en el 50 por ciento de la ingesta diaria. Y es porque acercamos nuestra norma a la norma de la Organización Mundial de Salud con respecto a la etiquetación de los alimentos”.

“Si nosotros las etiquetáramos como etiquetamos comúnmente, no podríamos entrar a los mercados americanos y europeos”, explicó. “Pero también dejaríamos un estado de inseguridad a los nacionales, parecería que estaríamos diciéndoles, tómate una coca cola, equivale al 5 por ciento de tu ingesta diaria pero en realidad es el 50 por ciento”.

“Y esto tiene que ver con la forma en que se estaba calculando la forma de las calorías, los azúcares, no estaba atendiendo la norma internacional”.

“Es cierto que va a generar un costo, porque es un cambio de etiqueta, un cambio de diseño, es cierto que van a tener que hacer cálculos nuevos de cuántas calorías tienen, lo van a hacer una vez, pero eso les va a dar oportunidad de entrar a otros mercados con sus productos”.

“Lo más chistoso es que estas empresas, para otros mercados ya lo etiquetaban de diferente manera”.

“Si ustedes recuerdan una Coca cola o un producto de Bimbo o unas papitas, tenían un cuadro en la parte de atrás, con una listita, ahora traen más visible esa lista, eso está en homologación con la norma internacional”.

“Los lineamientos que expidió la Cofepris (Comisión Federal para la protección de Riesgos Sanitarios), de la Secretaría de Salud para reducir la obesidad, en cumplimiento a las disposiciones internacionales de salud, supone que los productos tengan una forma de cálculo de calorías, distinto al que tenemos actualmente”.