web analytics

“El absurdo regaño a Zambrano”

0
35

Francisco Garfias.

Jesús Zambrano estaba lejos de imaginar que la propuesta que hizo frente a Osorio Chong para que el Presidente de la República regrese al Congreso a dar su Informe de Gobierno, iba a provocar un “regaño” de la diputada del PRI Yulma Rocha Aguilar.

Y no sólo eso. También la salida del salón de sesiones en San Lázaro de los legisladores del PRD, indignados con el trato del tricolor al flamante presidente de la Mesa Directiva.

El exguerrillero que tendió puentes y propuso “romper con la ruptura” —la definición es del conocido periodista Rafael Cardona— fue acusado por la legisladora del tricolor de utilizar la ceremonia para promover expresiones “personales y partidistas”.

La priista fue más lejos. Dijo en tribuna que Chucho “traicionó la confianza que le dimos todos” al nombrarlo presidente de la Mesa Directiva.

Sobra decir que la posición de la priista es absurda. Lo único que hizo Zambrano fue poner sobre la mesa una asignatura pendiente desde hace nueve años: la necesidad de que el primer mandatario reanude el diálogo institucional con el Congreso.

Este diálogo fue suspendido desde 2006, tras el sainete (en 2005) que obligó a Vicente Fox a entregar su último Informe en el vestíbulo del Palacio Legislativo, ante la falta de condiciones para que ingresara al salón de sesiones.

A partir de entonces, el Presidente da el mensaje que acompaña el Informe en un cómodo acto que organaniza su equipo. Al acto asiste un selecto grupo de invitados que le aplauden cuando hace pausa y lo felicitan cuando termina.

Dato complementario: el Presidente sólo asiste al Senado para la entrega de la medalla Belisario Domínguez, que se otorga a mexicanos distinguidos, es convidado de piedra. En ningún momento interviene en tribuna ni fuera de ella.

  •  La nota positiva la dio Morena. Era su debut en la Cámara de Diputados. La intervención de la coordinadora del grupo, Rocío Nahle, sorprendió a más de uno por su moderación.

Sus posturas estuvieron muy lejos del discurso trasnochado y descalificador que caracteriza a Martí Batres, presidente de ese partido.

“En esta Sexagésima Tercera Legislatura, los 35 diputados del Grupo Parlamentario de Morena, que por primera vez tenemos presencia en este recinto, venimos a hacer un trabajo serio, responsable y progresista”, dijo Nahle.

No hubo alusiones a “la mafia en el poder”. Tampoco expresiones ruidosas. Su primer acto legislativo consistió en entregar al presidente de la Mesa Directiva una iniciativa referente a la austeridad gubernamental que, dijo, pondría fin al “dispendio y el derroche” que indigna a la sociedad.

Un desliz. Cuando Yulma Rocha subió a la tribuna, los diputados de Morena desplegaron una manta frente a la tribuna para promover su iniciativa de austeridad en el gasto.

Media docena de legisladores del PRI se pusieron delante de la lona con la intención de impedir su lectura.

  •  La nota celestial la dio Eric Flores Cervantes, coordinador de los diputados de Encuentro Social. El legislador confundió la tribuna con un púlpito y habló de “honrar el nombre de Dios”. El hombre no tiene duda. Sacar al creador de la vida pública fue un error histórico.

“Nos dimos cuenta de que sacando a Dios de la vida política de nuestro país nos hacíamos una sociedad con gobernantes insensibles, ambiciosos y, por qué no decirlo, algunos de ellos sin escrúpulos por su falta de valores y de conciencia humana”, aseveró.

  • Manuel Clouthier se convirtió ayer en el único diputado independiente de mayoría que ha utilizado esa alta tribuna. Fue particularmente crítico con el tema de la corrupción que lastima a los mexicanos.

“Hago un llamado a que podamos decir con orgullo a nuestros representados que se acabaron los moches, los conflictos de interés y el tráfico de influencias en la LXIII Legislatura”, manifestó el expanista sinaloense.

  •  El Chucho dos, por cierto, paró en seco una grilla contra Agustín Basave, quien se perfila para presidir el PRD.

La desmentida versión dice que los dos chuchosOrtega y Zambrano— insisten en el relevo generacional para la presidencia del PRD —en la persona de Fernando Belaunzarán— y que desconocen el acuerdo con otras corrientes para elegir al académico colosista como sucesor de Navarrete.

“Es absolutamente falso. Yo apoyé a Basave. Lo dije aquí. Es alguien que puede ayudar. En los próximos días nos van a ver juntos”, adelantó al reportero.

El rumor fue impulsado en redes sociales por Francisco Guzmán, operador de ADN, corriente aliada de Nueva Izquierda.

El citado operador aparece con el doctor René Drucker Colín, secretario de Ciencia del GDF, en una foto bajo la cual se lee:

René Drucker aceptaría presidir el PRD para ponerlo al servicio de la sociedad. Decir ya basta a los malos gobiernos del PRI y el PAN que han lastimado tanto al pueblo”.

Buscamos a Basave para interrogarlo. ¿Sabes algo?, preguntamos. “Nadie me ha dicho nada. Como dicen los españoles, NPI…”.

FIN…