web analytics

PRD ve mala comunicación del gobierno sobre Reglamento de Tránsito

0
32

Notimex

México.- El presidente del PRD capitalino, Raúl Flores García, consideró que el Gobierno del Distrito Federal ha tenido “mala comunicación” con la sociedad, para dar a conocer el Reglamento de Tránsito, que entró en vigor hace unas semanas.

En conferencia de prensa, acompañado por la diputada local Rebeca Peralta León y por familiares de víctimas de accidentes automovilísticos, defendió las disposiciones establecidas en dicho ordenamiento, aunque reconoció que el sistema de las fotomultas tiene que ser revisado.

El dirigente local del Partido de la Revolución Democrática (PRD) cuestionó a Morena, por criticar las multas de tránsito establecidas, y aseveró que “luchar contra el reglamento puede que dé votos, pero quita vidas”.

Dijo que el PRD en la capital del país no comparte la idea de que el más importante medio para los traslados de las personas sea el automóvil particular, aunque reconoció que el transporte público es “muy deficiente”.

Señaló que este partido político “no defiende las multas, lo que defiende es la vida”, y consideró que el Reglamento de Tránsito del Distrito Federal no tiene fines recaudatorios sino proteger la vida de las personas.

Clara Vadillo Quesada, representante del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo, aseguró que en las zonas urbanas de México ocurren 94 por ciento de los hechos de tránsito, y 70 por ciento de las muertes relacionadas con estos.

Según sus datos, en 2012 ocurrieron 18 mil 193 hechos de tránsito, los cuales ocasionaron la muerte de 937 personas y seis mil 938 heridos; de la gente que falleció, 56 por ciento eran peatones o ciclistas.

Marcela López Brun, madre de un joven que murió atropellado, dijo estar a favor de las disposiciones y multas establecidas en el nuevo Reglamento de Tránsito.

Expuso que su hijo falleció por atropellamiento a causa de la alta velocidad en que conducía un joven bajo los efectos del alcohol en la calzada de Tlalpan, por lo que “no se vale” ignorar los reglamentos de tránsito.