web analytics

Real Madrid sigue con vida gracias a Bale

0
15

AP

Barcelona. En un partido que se le complicó más de la cuenta al Real Madrid, Gareth Bale se vistió de Cristiano Ronaldo, ausente por lesión, y anotó el gol de la victoria por 1-0 en cancha de la Real Sociedad para seguir en la disputa por el título de la Liga.

Diego Reyes entró de cambio al minuto 68.

Tras su décima victoria en fila en la liga, los madridistas cuentan con 84 puntos en la fecha 36, gracias al tanto liguero 19 de Bale, quien decantó la balanza a los 80 minutos y resolvió un encuentro en que el equipo dirigido por Zinedine Zidane acusó largo rato las bajas de Cristiano, segundo máximo cañonero del campeonato con 31 dianas, y del también goleador Karim Benzema.

En Anoeta, Bale prácticamente monopolizó los remates del Madrid en el primer tiempo, y el colombiano James Rodríguez, nuevamente titular, la creación del juego a partir de la palanca de Luka Modric. El galés cruzó en exceso su primera ocasión de disparo al arco, tras profundización del cafetero, quien también sirvió dos balones aéreos que por poco no acabaron en el arco defendido por Gerónimo Rulli.

El arquero  también se mostró solido en un punterazo raso de James, y vio cómo su compañero Markel Bergara salvó un avance a trompicones del lateral Nacho Fernández.

La Real, muy disminuida en ataque por las bajas del Jonathas, Imanol Agirretxe y el mexicano Carlos Vela, apenas contabilizó un zapatazo desviado de Joseba Zaldúa antes del descanso.

Bale probó su tercer cabezazo en la reanudación tras tiro de esquina, también sin suerte, y vio como Rulli le tapó un remate a quemarropa tras el enésimo cruce de James, mal despejado por la defensa local.

Buscando mayor frescura en el tramo final, Zidane optó por relevar al colombiano por Isco Alarcón y también dio entrada a Jesé Rodríguez, negado en hasta tres ocasiones por Rulli.

La clarividencia de Isco resultó clave en el gol decisivo, pues la Real reculó con su ingreso, permitiendo que el mediapunta abriera para Lucas Vázquez, cuyo centro al primer poste cabeceó con poderío Bale, sin opción para el arquero.