web analytics

Tras 280 mil muertos, Siria dispuesta a diálogo de paz sin condiciones

0
59

Damasco. El viceministro de Asuntos Exteriores de Siria, Fayssal al Miqdad, expresó hoy su disposición de reanudar sin condiciones previas las conversaciones de Ginebra, para alcanzar un acuerdo de paz al conflicto armado, que ha causado más de 280 mil muertos.

En una reunión con el enviado adjunto de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, Ramzy Ezzeldin Ramzy, y su delegación, el vicecanciller afirmó que su país está listo para reactivar en las próximas semanas las conversaciones en Ginebra para encontrar una solución a la crisis en Siria, según un reporte de la agencia estatal de noticias SANA.

Al Miqdad aseguró que el gobierno del presidente Bashar al Assad tiene la plena disposición de reanudar las conversaciones de paz de manera directa con la oposición, sin ninguna precondición y sin ninguna intervención extranjera.

Destacó la necesidad de que todos los bandos se centren en la lucha contra el terrorismo y ofreció un panorama sobre la situación en la ciudad norteña de Alepo y el indulto decretado recientemente por Al Assad, el cual allana el camino hacia la restauración de la seguridad.

El presidente sirio ofreció el jueves pasado una amnistía a todos los rebeldes que depongan las armas durante los próximos tres meses y aceptó abrir, junto con el gobierno ruso, corredores humanitario en Alepo para permitir la salida de civiles atrapados.

“Cualquier persona que lleve armas (…) y sea buscada por la justicia (…) queda exenta de la totalidad de la pena si se rinde y depone las armas en los próximos tres meses a la fecha de la publicación de este decreto”, informó la Presidencia en una declaración emitida también por SANA.

Desde abril pasado, Alepo está sumergida en una espiral de violencia por los constantes combates entre las tropas del régimen sirio con rebeldes armados y combatientes del grupo extremista Estado Islámico (EI), y los bombarderos rusos, que han dejado cientos de muertos.

De acuerdo con estimaciones de organizaciones humanitarias internacionales y de la ONU, al menos 300 mil personas, muchas de ellas menores de edad, están atrapadas en diversa zonas de Alepo que están bajo control de grupos rebeldes o de yihadistas.

Durante el encuentro, el viceministro de Asuntos Exteriores de Siria consideró que las partes deben centrarse en la lucha contra el terrorismo, para lograr la seguridad y la estabilidad en Alepo y en todo el país.

Ramzy, por su parte, reiteró el interés de la ONU en hacer “todo esfuerzo posible para restablecer la seguridad en el territorio sirio”, así como los preparativos para reanudar las conversaciones de paz en la capital suiza.

El enviado adjunto de la ONU recalcó la necesidad de que las partes en conflicto alcancen por medio del diálogo, patrocinado por el organismo internacional, una solución que satisfaga los anhelos del pueblo sirio.

El conflicto sirio, que inició el 15 de marzo de 2011 con una protesta contra el régimen de Al Assad y se convirtió en una guerra civil, ha dejado más de 280 mil muertos, más de dos millones de heridos, además cerca de 12 millones de desplazados internos y refugiados en otros países.