web analytics

Detienen a nueve secuestradores que ponía plantillas con clavos a sus víctimas

0
62
México.- La Procuraduría General de Justicia capitalina, a través de la Fiscalía Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, Fuerza Antisecuestro, informó que se logró rescatar a una víctima y se detuvo a una banda relacionada con por lo menos cuatro secuestros.
 
El plagio del que derivó el rescate, se registró en este mes, cuando el afectado conducía su vehículo por calles de la Colonia Lindavista, delegación Gustavo A. Madero, donde lo abordaron al menos dos hombres, amagándolo con armas de fuego.
 
Como característica de esta banda de plagiarios destaca que ponían a sus víctimas clavos en las plantillas de sus Zapatos para evitar que las víctimas trataran de escapar.
 
Durante el proceso de negociación, la familia contó con el apoyo permanente de agentes especializados de la Policía de Investigación la cual implementó un operativo en la colonia Iztapalapa que culminó con la liberación sano y salvo de la víctima el pasado fin de semana y la detención de seis personas entre las que se encuentran dos mujeres, una de ellas embarazada.
 
93 años de cárcel a secuestradores
 
Por otro lado este día se informó que un juez del Reclusorio Preventivo Oriente sentenciaron a tres sujetos a más de 93 años de prisión por el delito de secuestro agravado, informó la Procuraduría General de Justicia capitalina.

La dependencia capitalina detalló que el juez 57 Penal condenó a 52 años con seis meses de prisión y le impuso una multa de 297 mil 925 pesos a un sujeto que plagió a dos personas en agosto de 2014 y en marzo de 2015.

Al llegar a su domicilio en la colonia Reforma Iztaccihuatl, delegación Iztacalco, el 18 de agosto de 2014, uno de los afectados caminaba para subir a su departamento, cuando un automóvil aceleró fuertemente la marcha y se le acercó.

En el lugar, el agraviado fue rodeado por el conductor del coche, otra persona que caminaba por la misma calle con un arma de fuego y dos hombres, que llegaron de diferentes direcciones.

La víctima fue obligada a subir a la parte trasera del automotor en el que llegó uno de los agresores; con la cabeza pegada al piso le quitaron sus pertenencias, entre ellas tarjetas bancarias de débito y crédito.

Aunque los agresores le indicaron que sólo querían dinero y enseguida lo liberarían; una vez que retiraron efectivo de cajeros automáticos, le pidieron números telefónicos de familiares para negociar su liberación.

En el momento en que el denunciante hablaba con un pariente, le arrebataron el equipo y uno de los imputados pidió el rescate, que les fue entregado al día siguiente, dejándolo ir en inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El 3 de marzo de 2015, otra víctima fue sorprendida por el procesado y otros sujetos después de que salió de un centro de espectáculos deportivos, en la colonia Doctores, y llegó a su casa en la colonia San Pedro El Chico, delegación Gustavo A. Madero.

Cuando abría la puerta de su departamento, llegaron tres vehículos de color blanco, de donde descendieron al menos ocho personas armadas; uno de ellos le colocó una pistola en la cara, lo subió a la parte trasera de su camioneta en la que circularon por varias calles y lo inmovilizaron con candados de mano.

En el trayecto, le exigieron los números de teléfono de familiares para pedir dinero, que fue entregado horas más tarde y así obtuvo su libertad.

En otro caso, el juez 24 Penal sentenció a 20 años, siete meses, 15 días de prisión y multa de 113 mil 518 pesos a cada uno de los hermanos Raymundo Rigoberto y José Julián Colorado Casas, por el delito de secuestro agravado.

En la causa penal 164/2015, se estableció que el 28 de abril de 2014, los imputados planearon el secuestro de un joven, hijo del dueño de un gimnasio, en compañía de cuatro cómplices, de los cuales tres son actualmente procesados y uno está prófugo.

Para ese ilícito, el grupo mantuvo vigilancia frente al negocio de acondicionamiento físico, a bordo de una camioneta marca Ford, tipo Windstar color verde y esperaron órdenes de otro integrante de la banda para que siguieran e interceptaran a su víctima.

El joven abandonó el establecimiento aproximadamente a las 22:00 horas a bordo de su camioneta tipo Jeep, X Wrangler y en el trayecto a su domicilio fue interceptado y sometido en la esquina de las calles Alfonso Cravioto y Heriberto Jara, colonia Constitución de 1917, delegación Iztapalapa.

Los imputados lo mantuvieron privado de su libertad en el interior de su vehículo, mientras se contactaba al padre, vía telefónica, para solicitar el rescate.

La familia agraviada denunció los hechos y varios de los integrantes de la banda de secuestradores fueron detenidos, entre ellos los hermanos Colorado Casas.

Con información de Notimex y portales