web analytics

“Vivito y grillando…”

0
41

Por Francisco Garfias.

Llamó poderosamente la atención el hecho de que Manlio Fabio Beltrones reapareciera políticamente en un evento organizado por una de las corrientes del PRD: “Los Galileos”.

Compartió créditos con José Woldenberg, ex consejero presidente del desaparecido IFE; y el senador del PAN Roberto Gil, ex presidente de la mesa directiva de la Cámara Alta.

Se le había visto públicamente en el Estadio Sonora de Hermosillo, durante el concierto que ofreció Plácido Domingo, organizado por la gobernadora Pavlovich con el fin de recabar fondos para un albergue de niños migrantes.

En ese concierto, al que tuvimos la fortuna de asistir, vimos que el político sonorense es profeta en su tierra.

En la zona VIP hacían fila para saludarlo. En la zona popular nadie lo abucheó. La gobernadora Pavlovich no escatimó declaraciones de reconocimiento a su padrino político.

Beltrones también se dejó fotografiar en un restaurante de la Ciudad de México con Enrique Ochoa, su sucesor en la presidencia del PRI. Quería acallar rumores.

Después de su salida del PRI, se reunió a comer con unos 200 ex diputados federales que coordinó en la pasada legislatura.

El sonorense está vivito y grillando.

Y si no que le pregunten al ex diputado Marco Bernal, uno de sus más leales colaboradores.

Ayer le hicimos notar al citado Bernal que, a un año de que inicie el proceso interno para elegir al candidato presidencial, no se ve una carta fuerte del tricolor para el 2018.

“¡Como no! Manlio Fabio Beltrones”, reviró Marco, con la sonrisa en la boca.


Sabemos también de la cercanía y amistad de Manlio con Miguel Mancera, potencial candidato presidencial del PRD en el 2018.

Hay quien asegura que a principios de octubre, Beltrones le hizo una llamada al Presidente Peña Nieto para solicitarle que fuera más “condescendiente” con el presupuesto destinado al gobierno de la Ciudad de México en el 2017.

No sabemos los resultados de esa gestión. Lo que es obvio es que Mancera dejó de protestar en voz alta.

En el equipo de Manlio dicen no saber si se hizo esa llamada, pero tampoco lo negaron.

¿Cuál es el mensaje? ¿Se corrió a la izquierda? Le preguntamos a Bernal.

“No hay mensaje. En adelante verás a Manlio dando muchísimas conferencias sobre los gobiernos de coalición”, adelantó el tamaulipeco.


Beltrones no había hablado en público y frente a los medios, hasta ayer que participó en los Diálogos Galileos con Woldenberg y Roberto Gil.

Los tres coincidieron en que el modelo transicional ya se agotó; reconocieron que la fragmentación de las fuerzas políticas no va a desaparecer por arte de magia, advirtieron los riesgos que eso implica para la gobernabilidad.

Los tres admitieron -palabras más, palabras menos- que llegó la hora de los gobiernos de coalición. “Se acabó la época de que el que gana, gana todo y el que pierde, pierde todo y se dedica a fastidiar al que ganó”, dijo Beltrones.

Woldenberg y Gil pusieron énfasis en la necesidad de una segunda vuelta que permita formar mayorías presidenciales en el Congreso.

El sonorense acabó por admitir la necesidad de los gobiernos de coaliciones, y de la segunda vuelta.

Pero colaboradores que acompañaban al ex presidente del PRI nos dijeron, muy en cortito, que no están de acuerdo en la segunda vuelta en el 2018.

“La están viendo como instrumento para impedir que en 2018 llegue López Obrador. Ya fue el PRI, ya fue el PAN, ya que dejen que la raza decida”, nos dijo la voz tricolor.

No trate de adivinar cual fue la fuente. Había muchos beltronistas. Manlio fue el que más porra llevó.


La pluralidad en la tribuna se extendió a los salones del Hotel Marriot de Reforma, donde se llevó a cabo el Diálogo Galileo.

En las primeras filas vimos a Alejandra Barrales, presidenta del PRD; a los dirigentes nacionales Guadalupe Acosta, jefe de los Galileos; y Carlos Navarrete.

Justo atrás de Navarrete estaba Luis Felipe Bravo Mena, ex jefe nacional del PAN y presidente de la Comisión Anticorrupción de ese partido.

No hay reportero sin suerte. Le preguntamos por Guillermo Padrés, a quien ya le suspendieron sus derechos. ¿Sigue la expulsión? Preguntamos.

Cauto, como es él,  nos dio a entender que no basta que al ex gobernador de Sonora tenga ficha roja de la Interpol y que lo busquen en 190 países para que lo saquen de Acción Nacional. Las acusaciones que se le formulen deben quedar debidamente probadas, dijo.


Miguel Osorio Chong comparecerá este jueves en el Senado. Sabemos que el panista Héctor Larios lo va a incomodar con una iniciativa para la creación de la nueva Secretaría de Seguridad Pública (SSP.) Dice que es obligado ante la ola de inseguridad que vive el país.

La SSP federal fue desaparecida en el 2012. Sus funciones pasaron a la Segob.

“La Secretaría al mando de Osorio Chong se ha visto rebasada en sus funciones, teniendo como consecuencia el incremento en el número de desapariciones forzadas, tortura, ejecuciones extrajudiciales, expuestos en casos como Tlatlaya, Ayotzinapa, Tanhuato y Nochixtlán”, se lee en la exposición de motivos.

Larios le va a recordar que en la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, se expone que la percepción de inseguridad está en niveles altísimos “llegando a 73.2% en 2015”.

“Es tiempo de crear un nuevo instrumento que resguarde la seguridad de los mexicanos”, subraya el texto.

Fin.