web analytics

¿Cuántos justicieros anónimos más?

Por Raúl Flores Martínez.

Cuántos justicieros más queremos la sociedad mexicana, cuántos justicieros perseguirá la Procuraduría del Estado de México, justicieros que matan delincuentes al ver amenazadas sus pocas propiedades en el transporte público, al ver amenazadas sus vidas.

Ayer nuevamente un pasajero del transporte público de la zona oriente del Estado de México, le dio muerte a un delincuente e hirió a su cómplice de 16 años, de acuerdo a los primeros reportes de las investigaciones, los delincuentes eran padre e hijo, el padre perdió la vida de certero tiro del ahora llamado vengador anónimo de “La Zaragoza”.

Recordemos que el año pasado, otro vengador anónimo dio muerte a delincuentes en la autopista Toluca-México, hasta este momento los vengadores anónimos no han sido detenidos por una sencilla razón, la mayoría son elementos de las corporaciones policiacas que traen un arma de cargo.

Es así que estos vengadores no tocaran nunca la cárcel por una sencilla razón, la sociedad no permitirá que los “héroes anónimos”, esos personajes que evitaron que les robaran sus pertenencias vayan a prisión.

No es fácil para las autoridades pedir a los pasajeros un retrato hablado, no es fácil porque a pesar de que vieron quien accionó el arma de fuego, no se comprometen a dar la descripción física de quien mató a un delincuente y con una bala puso con un pie en la cárcel a otro delincuente que ya no robara por el momento en la parte oriente del Estado de México.

Con estos hechos debemos nuevamente entrar al debate de la edad, ese añejo debate de bajar la edad para castigar a los niños que roban y matan como adultos; sin embargo, por las blandengues leyes mexicanas.

Tan solo en 2016 no sólo aumentaron los índices de criminalidad, sino también el número de casos en donde los ciudadanos han tomado la justicia en sus manos. Durante el mes de octubre se registraron 30 linchamientos en diferentes estados de México, esto corresponde a casi la mitad de los 63 que se registraron en todo el 2015.

Algo que debe llamar la atención, es que el artículo 17 de la Constitución prohíbe ejercer la justicia de mano propia; sin embargo, expertos en seguridad calculan que sólo dos por ciento de todos los delitos son realmente castigados y este grado de impunidad ha disparado los índices de autodefensa en todo México.

En este momento debemos preguntar. ¿cuántos justicieros anónimos se necesitan para terminar con la inseguridad? ¿Cuántas autodefensas? ¿Cuántos vecinos unidos contra la delincuencia? ¿Cuántos delincuentes muertos? ¿Cuántos para vivir en paz?