web analytics

Expertas ganadoras de premio consideran fundamental la vacunación 

0
44

México.- Mercedes Macías Parra y Ana María Villarreal Herrera, ganadoras del premio “Vacunar para dar oportunidades 2017”, manifestaron su agradecimiento por este galardón, y coincidieron en destacar lo fundamental de promocionar la inmunización en todo el territorio nacional.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que la inmunización previene entre dos y tres millones de muertes anuales en toto el orbe, y que si se mejorara la cobertura podría evitarse otro 1.5 millones de decesos.

En ese marco, la división de vacunación Sanofi Pasteur otorgó el premio “Vacunar para dar oportunidades 2017”, cuyo objetivo es difundir las mejores prácticas en vacunación y reconocer la trayectoria desarrollada en el campo de médicos y organismos civiles.

En la categoría Trayectoria Profesional, que evaluó el desempeño y legado individual en el campo de vacunación, las galardonadas fueron las doctoras Mercedes Macías Parra y Ana María Villarreal Herrera.

Luego de manifestar su agradecimiento, las especialistas coincidieron en la importancia del premio que reconoce, no sólo su trayectoria, sino la de las personas que se dedican a promocionar la vacunación en el país.

En entrevista, la jefa del Departamento de Vacunación en la Secretaría de Salud de Nuevo León, Ana María Villareal, dijo sentirse emocionada, “no me lo esperaba, me siento muy alagada y muy agradecida”, además dedico el galardón a las enfermeras, quienes cumplen una tarea difícil al acercar las dosis a la población.

La experta afirmó que el programa de vacunación es uno de los más complejos del país, toda vez que día a día nacen miles de niños en el territorio nacional, lo que implica la aplicación de millones de esquemas completos.

Afirmó que la vacunación en México es una tarea permanente y titánica, cuyo principal reto es “conquistar” a un mayor número de personal que se apasione por la responsabilidad de velar por las coberturas en esta tarea a la que calificó como “noble y bonita”.

La funcionaria, que tiene una maestría en Salud Pública por la Facultad de Salud Pública y Nutrición de la Universidad Autónoma de Nuevo León y cuenta con 25 años de experiencia, señaló que uno de los principales retos es motivar al ejército que trabaja en el programa de vacunación a nivel estatal.

Puntualizó que la obligación en un estado como Nuevo León es mantener altas las coberturas para que la ciudadanía esté permanentemente protegida.

Explicó que a pesar de que Nuevo León y la Ciudad de México son grandes urbes, tienen cargas de población muy distintas y por lo tanto sus necesidades de inmunización son diversas, aunque ambas tienen el objetivo de mantener a la ciudadanía protegida de enfermedades, sin importar el número de habitantes ni su disposición.

Nunca son suficientes los recursos humanos y financieros para un programa tan grande, por lo que es necesario capacitar a las nuevas generaciones, aseveró.

Dijo, por ejemplo, que se tiene que aprovechar el capital humano que implica que a nivel de pasantía 90 por ciento de los estudiantes hagan su servicio en unidades de la Secretaria de Salud por lo que puntualizó esa es la mejor oportunidad para capacitarlos.

Destacó que en México hay un esquema de vacunación muy similar al de Estados Unidos y al de otros países desarrollados con casi todas las vacunas en el mercado, aunque algunas de ellas se distribuyen sólo entre la población de más riesgo, por lo que consideró que “el desafío es que esas vacunas se sumen a la población universal”.

Respecto al desarrollo de las vacunas para las enfermedades crónico degenerativas, expuso que confía en el trabajo de los laboratorios para que elaboren sueros contra enfermedades como la diabetes, la drogadicción y el tabaquismo, y hacerlas accesibles a la población.

En tanto, la investigadora en el Departamento de Investigación del Instituto Nacional de Pediatría, Mercedes Macías Parra, recibió el premio a nombre del grupo de personas que “hace posible que las vacunas lleguen a quienes tienen que llegar, de manera principal a la población más vulnerable, como los niños”.

La también especialista en Infectología Pediátrica por la Universidad de Texas, afirmó que la prevención basada en la vacunación es un dato de equidad en la población, toda vez que con ellas se protege a todos los menores, pero en especial a los que no cuentan con servicios básicos.

Destacó que uno de los principales logros de la vacunación en México es la universalidad, expresó que este mérito es de los ciudadanos que hacen suyas las vacunas y que acuden a los diversos servicios; así como de la Secretaria de Salud y del gobierno que otorga el presupuesto para realizar este programa que en México es muy exitoso.

Afirmó que el principal reto es la limitante económica que retrasa la introducción de nuevas inmunizaciones.

Macías Parra aseveró que el futuro de la vacunación y del sector salud en general son los adelantos en medicina transgénica, que permiten, por ejemplo, modificar la respuesta del individuo para defenderse de enfermedades como el cáncer, que es uno de los padecimientos con índices más altos de mortandad.

En México se superan retos como la falta de accesibilidad de algunos poblados o mantener la red fría, por lo que dijo “lo estamos haciendo bien”, aseveró.

Aseguró que la negativa de algunos padres de familia a la aplicación de vacunas es un error que pone en riesgo a la población, ante la posibilidad de reintroducción de virus ya que se han eliminado en Latinoamérica.

Dijo que en México, los grupos antivacunas aún no tienen mucha fuerza, y eso se debe a que no cuentan con una razón lógica y sus seguidores carecen de conocimientos sólidos para ir en contra de esta práctica preventiva.

Ejemplificó que en Estados Unidos algunos padres no permitieron que sus hijos se vacunaran y en un brote de sarampión algunos murieron, “esa es una lección triste para los padres que rechazaron la vacunación de los hijos”.

Ntx.