Titular de Energía destaca crecimiento histórico de gasoductos del país

0
43

México.- El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, afirmó ante diputados que otro de los frutos fecundos de la reforma energética es que México vive la mayor inversión y la mayor expansión de la historia en materia de gasoductos.

“El sexenio entregará hacia finales del 2018 la red de gasoductos en 18 mil 700 kilómetros operando, lo cual representa una expansión de siete mil 372 kilómetros adicionales”, subrayó al comparecer con la Comisión del ramo de la Cámara de Diputados en el marco de la glosa del Quinto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

En el Palacio Legislativo de San Lázaro, el funcionario federal hizo un reconocimiento a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que ha sido impulsora de esa gran red de gasoductos, también a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a las empresas privadas que han venido a invertir casi 12 mil millones de dólares en esa expansión.

Afirmó que con esto, Mexico ganará en tres cosas: energía más limpia, pues en las plantas de CFE se podrán reconvertir, como ya está sucediendo, de combustóleo y diésel, que es caro, ineficiente, contaminante, al gas que es mucho más limpio y mucho más económico.

Además se llevará gas natural a regiones de México que no lo tenían, y este es un insumo indispensable para el desarrollo industrial del país y dónde estaba restringido, no existan restricciones de ese tipo, que exista una oferta suficiente para sustentar un desarrollo industrial comercial e incluso buscar que las redes de gas natural puedan ser también domiciliarias en beneficio de las familias.

El funcionario federal afirmó que otro avance importante de la reforma, es que se está incrementando la capacidad de almacenamiento de gasolina y diésel.

“Ante el nuevo modelo de flexibilización del mercado de venta de petrolíferos al público, estamos viendo una gran respuesta en inversiones. En 17 años no se habían construido nuevas terminales de almacenamiento en nuestro país”.

Insistió que gracias a la reforma energética del presidente Peña Nieto, existen ya 39 proyectos anunciados, algunos de ellos ya en marcha, que representarán 122 por ciento de incremento de la capacidad de almacenamiento. “Son 24 millones de barriles adicionales de capacidad”.

Felicitó a la Cámara de Diputados por haber aprobado ese modelo que está dando estos resultados tangibles. “Todas estas terminales de almacenamiento estarán bajo regulación del Estado mexicano. Son privadas, pero estarán bajo la rectoría de la Comisión Reguladora de Energía, órgano del Estado mexicano especializado en la regulación de gas y de comercialización de petrolíferos”.

Sostuvo que la reforma energética no es solo hidrocarburos. “Yo he venido diciendo que los hidrocarburos atraen la atención de los medios, la atención de las discusiones por el peso que tienen en nuestra historia, en nuestra cultura política, pero que la reforma tuvo la virtud de ser también una reforma eléctrica”.

Según Pedro Joaquín Coldwell, “esta es la reforma de la competitividad económica y es la reforma de la transición energética de México de una economía sustentada en energías emisoras de carbono, a unas energías limpias y sustentables”.

Afirmó que la reforma está fijando las bases para una transformación a fondo, como nunca antes, de la matriz energética del país.

“En el seno del marco eléctrico tenemos las subastas de largo plazo de energías limpias y hemos hecho ya dos subastas, una más está en proceso, será en noviembre”, expuso.

De las dos subastas realizadas, los resultados son extraordinarios, han llamado incluso la atención de otros países, pues han conseguido tarifas muy bajas, sobre todo de corte fotovoltaico, de energía fotovoltaica, una de las tres más bajas del mundo se han conseguido en las subastas mexicanas, tan transparentes como las que ha llevado a cabo la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) en materia de contratos petroleros.

“Tenemos que, gracias a estas subastas, se construirán en México, en los próximos tres años, 52 nuevas centrales, principalmente fotovoltaicas y eólicas, que representan 32 nuevas empresas también muy diversificadas, de distintas nacionalidades, incluyendo mexicanas, e inversiones por seis mil 600 millones de dólares”.

Es decir, apuntó, en prácticamente la mitad de los estados del país tendrán por lo menos una central de energía limpia instalada hacia 2021, gracias a estas asignaciones.

El crecimiento es 170 por ciento de la capacidad eólica y solar, puntualizó.