web analytics

¿Se debe cobrar la construcción?  

Por Raúl Flores Martínez.

Hace un par de día platicaba con una de las afectadas del sismo del 19 de septiembre, enojada me decía que no era justo que el gobierno de la ciudad de México y Federal, les quieran hacer firmar un contrato de deuda de 30 años para ayudarlos a reconstruir sus viviendas.

Esta persona es de los vecinos afectados del multifamiliar de Tlalpan, un departamento en el que se le fue media vida junto con su esposo para pagarlo, ahora tendrá media vida de ellos y sus hijos para pagar un departamento que ya había sido pagado.

Es cierto que ellos, los afectados no quisieron ser afectados, nadie quiere ser afectados de un desastre natural, nadie quiere perder un patrimonio forjado por los años. Acaso usted que me lee quiere o quisiera perder en un instante por lo que se ha desgastado media vida para obtenerlo.

Aquí es donde el gobierno local y Federal, deben ser conscientes, deben de aportar los recursos necesarios; es decir, dar el dinero sin cobrarlo. Esto por una sencilla razón, no es dinero de los funcionarios o los políticos, el dinero que se aporta, el que ha sido liberado para el presupuesto del próximo año, es de cada uno de los mexicanos que pagan sus impuestos.

Esos funcionarios que planean los créditos por 30 años, no están y nunca aportaran dinero de su bolsa, esos políticos que exigen y duermen tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado de la República no aportaran de su propio sueldo o fortuna para esa reconstrucción.

Si la Secretaría de Hacienda a otorgado miles de millones de pesos a diversas empresas como devolución de impuestos. Si esto puede hacer el gobierno Federal, porque no hacer lo mismo con los damnificados al darles los créditos para que se recuperen.

En algunos casos, no solo es la casa, también son los muebles, ropa y lo más mínimo para vivir. Sino me creen vayan a Oaxaca y Morelos, donde familias enteras perdieron absolutamente todo, solo se quedaron con lo que traían puesto e incluso con lo que algunos vecinos les regalaron.

La propuesta es que esos créditos no sean cobrados, diversas empresas reciben miles de millones de pesos por concepto de devolución de impuestos, si el gobierno lo pueda hacer, también podría no cobrar esos nuevos hogares.