web analytics

“Me dijeron que me iban a chingar donde me movieran…”

0
53

Por Francisco Garfias.

De su puño y letra Alejandro Gutiérrez Gutiérrez escribió desde el Cefereso número uno de Aquiles Serdán, Chihuahua:

“Hoy, a las 12:30 aproximadamente, recibí dos amenazas de muerte al encontrarme en Servicio Médico y el custodio abandonó el lugar dejando a estas personas solas conmigo quienes fueron los que me dijeron que me iban a chingar a donde me movieran.

“Temo enormemente por mi vida y hago responsable a todas  las autoridades (de Chihuahua) de mi seguridad, así como a sus superiores, incluyendo al gobernador”.  

El mensaje está escrito a la carrera, sin puntos ni comas, con letras disparejas. No tengo duda que Javier Corral ya lo vio.

Me pregunto  si ya  ha hizo algo, o si de plano sigue en su macho de que son cuentos del ex secretario general adjunto del PRI, quien esta en prisión preventiva por peculado.  

Por lo  pronto, el gobernador se contradijo con la Fiscalía de Chihuahua.

Y es que en su ridículo informe sobre los criterios de peligrosidad de Gutiérrez, la Fiscalía lo califica como un reo de “alto riesgo” y solicita su traslado a otro penal.

Corral dice que es la PGR la que se lo quiere llevar de Chihuahua para liberarlo posteriormente.


Cito dos párrafo del  Informe:

“La persona (Alejandro) representa un alto riesgo riesgo institucional en relación al alto poder adquisitivo con el que cuenta. Con ello podría manipular a la demás población, lo que sin duda pone en riesgo la seguridad y gobernabilidad del Cefereso, en Aquiles Serdán Chihuahua.

“El alto nivel sociocultural con el que cuenta, situándolo con características de líder, sumando el alto egocentrismo e indiferencia afectiva, en carácter de empatía en quienes no reconoce dentro de su círculo cercano, llevando con ello  que su expansión criminológica sea del tipo contaminante al momento de relacionarse con los demás…”

No, pues sí.


A Corral le recomendamos lea la columna que el Jefe Diego publicó ayer en Milenio. Fernández de Cevallos se desborda en elogios hacia él, pero remata así:         

“No omito que la Fiscalía de Chihuahua y el juez competente están obligados a revisar, con rigurosa legalidad, si a Gutiérrez Gutiérrez debe mantenérsele en prisión preventiva o tiene el derecho de llevar sus proceso en libertad”.

Pero el gobernador que no gobierna uno de los estados más violentos del país, el que anda por todo el país en caravanas que lo ponen bajo los proyectores, dice que “La Coneja” –mote de Alejandro— se quedará en Chihuahua “a menos de que quieran atropellar las leyes”.    

Posdata: Dos enjuiciados por el caso del fugado e impresentable ex gobernador, César Duarte le dieron ayer la nota principal al periódico La Jornada:

“Denuncian ante la PGR extorsión del gobierno de Corral”.

Enrique Tarín y Gerardo Villegas, ex funcionarios del gabinete de Cesar Duarte, detenidos por participar en desvío de recursos, dicen que los presionan para que declaren contra del ex gobernador y de Manlio Fabio Beltrones.

Juran que les exigen 90 millones de pesos para evitar nuevos cargos. 


Los abogados de  Gutiérrez interpusieron la queja 3467 en la oficialía de partes de la CNDH. 

Le remiten al ombusdman, Luis Raúl González Pérez,  el escrito a mano que usted leyó. Piden que se investiguen los hechos y se tomen las medidas necesarias para salvaguardar los derechos del priista.

“Se tiene el temor fundado de que la integridad personal y vida del aquí quejoso se encuentran en grave peligro”, dice el abogado José Javier López García.

En la CNDH nos informan que desde el pasado 15 de enero, Alejandro Gutiérrez interpuso un escrito, que ya tienen un expediente relacionado con el caso, y que personal de la Comisión ya se entrevistó con el recluso.

Ismael Eslava, primer visitador de la CNDH, precisa que solicitaron a las autoridades del Estado que se tomen las medidas necesarias para evitar cualquier violación a los  derechos fundamentales de Alejandro.

Sobre el escrito de puño y letra del priista, Eslava confirma que ya lo recibió y que ya revisan los señalamientos que ahí se hacen.

Por lo pronto, nos habló de “presuntas violaciones a los derechos humanos”  que  podrían transformarse en una recomendación a autoridades de Chihuahua en caso de ser comprobadas por la CNDH.

Le preguntamos a la perredista, Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Senado, porque no ha mencionado el caso.

“Estoy esperando que se pronuncie la CNDH. No porque (Corral) sea mi cute, o porque Gutiérrez sea priista, me voy a quedar callada”, puntualizó.


El rostro del senador Enrique Burgos  adoptó una expresión de incredulidad al mirar la carátula del celular.  

Las imagen era de la reunión previa al Período Ordinario del Congreso, celebrada ayer en los salones del Hotel Sevilla a la que asistieron legisladores, dirigentes y candidatos del Frente.

En la improvisada tribuna del salón, donde se realizaba el cónclave tutti fruti, Ricardo Anaya, Alejandra Barrales, Dante Delgado, Manuel Granados, Damián Zepeda, Luis Sánchez, Fernando Herrera. 

El otrora inimaginable licuado de colores se completaba con los emblemas del PAN, PRD y MC colocados a sus espaldas.

La estampa trajo a la memoria del senador priista una reflexión de Catón, Censor de Roma: “No hay vientos favorables para el que no sabe donde va”.

Y es que esa mezcla de azules, amarillos y naranjas reflejaba el brutal pragmatismo del que hacen gala hoy todos los partidos políticos.  

“La crisis del pensamiento político”, para ponerlo en palabras de Burgos.  

Fin.