web analytics

Kimbell Art Museum invita a impregnarse de arte, cultura y belleza

0
116

Fort Worth, Texas.- Con una extensa gama de obras de la época antigua hasta el siglo XX, el Kimbell Art Museum de Fort Worth, Texas invita a recorrer las salas de su fastuosa arquitectura para impregnarse de arte, cultura y belleza.

Expone pinturas de reconocidos artistas europeos como Fra Angélico, Miguel Ángel, Michelangelo Merisi da Caravaggio, Nicolas Poussin, Diego Velázquez, Oscar-Claude Monet, Pablo Picasso y Henri Matisse, entre otros.

Por su diseño de construcción y sus colecciones, al Kimbell Art Museum se le considera una de las galerías más hermosas de Estados Unidos, en la que el visitante puede pasar horas y horas maravillándose con sus espacios.

De acuerdo con Jessica Brandrup, responsable de marketing y relaciones públicas, el primer edificio del museo fue diseñado y construido por el arquitecto estadunidense Louis I. Kahn en 1972, y se le describe como uno de los logros más relevantes de la arquitectura moderna.

“Desde el día en que se inauguró ha sido modelo a seguir para los arquitectos. Venir a conocerlo significa para ellos como su top ten de edificaciones que deben estudiar y admirar”, comentó durante un recorrido al que Notimex tuvo acceso.

“La novedad de su construcción es, principalmente, el uso de luz natural. Antes se pensaba que la luz natural dañaría a las obras de arte, pero Louis I. Kahn logró usarla sin causar deterioro”, resaltó.

El segundo edificio es inspiración del célebre arquitecto italiano Renzo Piano y abrió sus puertas en 2013. Es una construcción de cristal, cemento y madera que se conectan mediante corredores acristalados.

En sus salones muestra piezas especiales, aunque también cuenta con aulas especializadas, un auditorio de 289 butacas y una excelente acústica para eventos musicales.

“Se construyó para no tener que retirar las exhibiciones que se deseaba fueran permanentes en el museo. Antes había que guardar todas las piezas de arte y una vez que concluyera la temporada de la nueva muestra, volverlas a sacar. Ahora ya es posible albergar otras exhibiciones”.

Jessica Brandrup reveló que el Kimbell Art Museum suma una galería oscura para cuando ciertas obras de arte requieran de un nivel de luz mucho más bajo, como por ejemplo las piezas de Asia, cuyos materiales en tela no permiten el uso de luz natural.

Además de contar con una importante colección de antigüedades egipcias y clásicas, es también recinto de obras de arte precolombino, asiático y africano.

En sus amplias paredes destacan los cuadros: “Los jugadores de cartas”, de Caravaggio; “La carnicería” (Annibale Carracci); “Los tramposos”, de Georges de La Tour; “Retrato de Pedro de Barberana”, de Velázquez, y “Retrato cubista de hombre con pipa”, de Picasso, por citar algunos.

En 1995 se compró la “Madonna Kedleston”, de Parmigianino, una de las pinturas más raras del artista, y en 2009 se adquirió un cuadro juvenil único de Miguel Ángel titulado “El tormento de San Antonio”.

Las obras han sido adquiridas gracias al apoyo de universidades e institutos de Estados Unidos que han colaborado en numerosas excavaciones y que permiten que los visitantes del Kimbell Art Museum se acerquen a la rica cultura prehispánica.

Cabe destacar que el museo cuenta con un importante fondo de publicaciones y documentos que apoyan a investigadores de todo el mundo alrededor de las culturas antiguas de América.

La entrada al museo es gratuita y si el visitante no habla inglés tiene acceso a los “audiotours” con “acoustiguide” de las colecciones permanentes.

Ntx.