web analytics

E.M.B.

0
57

Carlos J. Pérez García.

Tal vez al verlo bastante esbelto, el agudo e irónico abogado Eduardo Izar le decía con sorna “el bonito” cuando estuvo más seguido en San Luis Potosí a lo largo de 2002 y 2003, lo que resultó una especie de incursión en la política local de la tierra de sus ancestros por generaciones hasta sus padres Pedro Moctezuma Díaz Infante (excelente persona y notable como arquitecto o funcionario público, nacido en la capital del estado) y Tere Barragán Álvarez (hija del reconocido General y político, Juan Barragán, originario de Río Verde).

Los historiales potosinos de Esteban Moctezuma Barragán, quien ha sido nominado Secretario de Educación Pública en el próximo gobierno Federal, vendrían de más atrás e incluyen a Miguel Barragán, de Ciudad del Maíz y Presidente de la República (1835-36), o a Isabel de Moctezuma (hija de Moctezuma Xocoyotzin), de cuya descendencia en México sobresalió la de Valle del Maíz.

A su vez, al municipio de Moctezuma en el Altiplano potosino se le dio ese nombre por el general federalista José Esteban Moctezuma (1779-1837), nacido en un rancho de Alaquines en la Zona Media, quien visualizó un nuevo estado huasteco y, junto a destacados hechos de armas, impulsó a jóvenes liberales como Ponciano Arriaga y Mariano Ávila.

En fin, después de esa presencia en San Luis hace 15 años, el abogado y economista con muy amplia experiencia gubernamental y en programas sociales, Moctezuma Barragán, declinó participar como precandidato hacia las elecciones de Gobernador en 2003, a pesar de haber tenido un impacto en verdad significativo entre diversos grupos y segmentos de la sociedad en varios municipios.

Esto, de hecho, fue lo que espantó a quienes deseaban la candidatura priista y los llevó a atacar a una figura nacional con derechos legales. A la larga, esa elección la perdió el PRI y los que se opusieron a él no alcanzaron siquiera la candidatura anhelada… vino así un sexenio de panismo gerencial y esforzado, pero poco sensible en lo político y lo social.

Son tiempos en que EMB tendrá desafíos más importantes para el país, y dudo que pueda o quiera venir. Aunque, oigan, ¡quién sabe si luego pudiera aceptar y ser aceptado… a la mejor hasta como candidato de unidad de Morena, el PRI, el PAN y/o el Navismo! dicen algunos analistas y columnistas.

Todo ello a partir del derecho de sangre (Juan José Rodríguez, “Las Nueve Esquinas”, Pulso, 9/VIII) y sin olvidar que en algún período ya ha tenido su credencial del IFE (hoy INE) en la capital del estado. Este escribano, en lo personal, no cree que él lo vaya a considerar en el futuro previsible, pero igual nadie debe cerrarse a estos escenarios.

A mediano plazo, en mi opinión, la responsabilidad en Educación será la de mayor trascendencia del próximo gobierno… por encima incluso de la seguridad y el combate a la pobreza (más que la desigualdad), que dependerán de ella en cierta medida. Ojalá lo entiendan y todos se apoyen entre sí.

Educar con eficacia (o calidad) no sólo es crucial sino muy complejo desde diversos ángulos: técnica pedagógica, faceta laboral, comunidad, administración, distintas prioridades en cada nivel, pertinencia del modelo, factores políticos… Y me consta que en nuestro país nadie tendría más experiencia y capacidad que Moctezuma en estos temas centrales del gobierno Federal.

Miren, sería cuestión de que lo escucharan con apertura e inteligencia, y él hiciera lo mismo ante todo tipo de elementos para tomar buenas decisiones políticas y de política educativa. No va a sanar otras áreas fundamentales, pero deberá evitar que lo saquen de ruta.

* EN LA FENAPO 2018 me llamaron la atención las dificultades para llegar a las instalaciones de un programa ferial de tal relevancia para los potosinos y no pocos turistas que buscan distracción, gastronomía, espectáculos, exposiciones… Problemas de ese tipo, claro, se pueden convertir en un suplicio y un fuerte disuasivo para asistir.

La competencia de Uber es rechazada por los taxistas, que incluso han apedreado vehículos particulares al confundirlos con los que dan ese servicio, y a los taxis no se les permite acercarse a los accesos. A su vez, quienes estacionan sus autos quedan muy lejos entre la tierra o el lodo.

Lo constaté en fin de semana y parece una razón importante para la baja asistencia en diversos establecimientos, en detrimento de sus expectativas y resultados financieros. Igual, es probable que cada edición afecte de manera negativa las proyecciones del siguiente año.

He acudido con frecuencia a estos eventos antes y después de que en 1996 me tocó coordinar su última realización a cargo del gobierno del estado, pues en forma atinada se había decidido transferir la organización a un patronato que ha funcionado bastante bien, aunque hace poco surgieron dudas. Ahora estuve allí en mi primer viaje a SLP este 2018, para un trago de decepción con mis invitados tras no haber ido a la Feria en varios años.

* LA POLÍTICA ES LA política, lo entendemos, pero que un gobernante vaya a decirles en una conferencia a alumnos de su Alma Mater, la Escuela Libre de Derecho, que San Luis es “ejemplo de gobernabilidad y Estado de Derecho” (“San Luis Hoy”, Bitácora, 14/VIII) viene a ser algo que, al menos, necesitaría cierto respaldo en los hechos… digamos, aparte de que un potosino sólo tenga un 4 o 5 por ciento de probabilidad de recibir justicia.

Tal vez habría una explicación del propio JMCL, que fuera confirmada por mejoras perceptibles en esas cifras y en las referencias de ingobernabilidad que afectan la seguridad y legalidad. No se exige perfección, claro, pero podrían acreditarlo en comparativos frente a otras entidades. Con todo respeto, y así de sencillo.

Aunque parezca mayor, Juan Manuel es muy saludable y superó no hace mucho los 54 años que alcanzó a cumplir su padre. Bueno, lo que viene sería ganancia… además de historia por escribirse.

* SOBRE UN ARTÍCULO ANTERIOR en el que me referí con esperanzas a Andrés Manuel López Obrador, un magnífico lector señaló: “Me hubiera gustado encontrar la palabra ‘madurez’. Espero que don AMLO, después de recorrer México (pocos lo conocen como él) y de haber tenido tantos golpes y experiencias, haya madurado como se supone que todos lo hacemos con los años”. Nada más, casi.

Bien, más allá de símbolos e imágenes, su sensatez y astucia (o cautela) tendrán que prevalecer sobre su intuición y voluntad personales, por razones de Estado y con el país en mente. Allí habrá de estar su destino final.

cpgeneral@gmail.com

@cpgarcieral