web analytics

Morena: monumento a Napito

1
163

Ah-Muán Iruegas.

El pseudo líder sindical minero, Napoleón Gómez Urrutia, alias Napito, pasó hace unos días de su exilio en Canadá, a la Cámara de Senadores, sin escalas. ¡Otro prócer que Morena le brinda a su país!

¡Gracias, señores de Morena, por hacerle tanto bien a México! ¿ya se cansaron de presumir sus ideales y sus principios? ¿o nos van a seguir “apoyando” durante seis años con los embustes de su integridad y su honestidad?

¿Por qué no le hacen de una buena vez, en Morena, un monumento a Napito?

Del dinero del desvergonzado fideicomiso “Por los Demás”, que debería llamarse “Por los de Morena”, pueden pagar una estatua del héroe, Napito. Nótese el descaro al ponerle ese nombre de “Por los Demás” al fideicomiso, con el que lavaron dinero de los damnificados del temblor. Pero el Tribunal Electoral, que ahora va a estar al servicio de su nuevo patrón, AMLO, ya les desapareció la multa –y el delito.

¡Gracias, Morena! Napoleón Gómez II, la esperanza de México. No se extrañen si los de la CNTE y los del EZLN comienzan a apedrearlos próximamente, y a agredirlos en forma física y política. Ustedes mismos, se lo están buscando…

Y a pesar de que AMLO apoya a rateros como Napito, los morenistas, balanceándose en sus propios engaños, comenzaron a gritar en la Cámara de Diputados la semana pasada, a coro que es un “honor” estar con Obrador. “Es un honor estar con obrador” es un grito autodenigrante en un legislador, pues niega la separación de poderes. Como un grito “estúpido” fue calificado en público a través de un micrófono de la Cámara de Diputados por un legislador del Partido del Trabajo.

Y los nenes de Morena, dijeron que “Es un honor estar con Obrador, a pesar de que Obrador apoya asesinos.

Que Obrador apoya asesinos, se detalla más abajo. Morena: el tercermundismo en acción.

Recordemos el exilio en la historia de Napito: el hoy senador estuvo en Canadá, exiliado durante años, huyendo de señalamientos sobre robo de dinero del Sindicato de Mineros (55 millones de dólares). Pregunta: si es inocente ¿por qué se fue a vivir a Canadá?  

Cuando a alguien con mucho dinero lo persigue la justicia, los despachos de abogados para millonarios les aconsejan irse a vivir al extranjero, pues en los correspondientes procesos penales de extradición, evaden varios de los delitos por los que se les acusan.

Si a alguien lo extraditan por un determinado delito, luego de ser extraditado no se le pueden agregar más delitos a sus juicios, según disponen los tratados de extradición. Esa es la razón por la que los rateros ricos huyen al extranjero, así como lo hizo por ejemplo el exgobernador Duarte, de Veracruz, capturado luego en Centroamérica.

Pero según los morenistas, la versión indígena de Napoleón no es un mugriento prófugo de la justicia. AMLO, el Mesías, lo bendijo y circuló la especie de que ese fulano es un perseguido político. Y así trasmigró su alma, de ser un paria, a ser un senador de la República que “nos representa” y que fue bendecido por AMLO.

Lo que no logran ni con su ilusionismo los morenistas, es hacer que reaparezcan los 55 millones de dólares por los que Napoleón fue acusado de robar. Los morenistas convierten a rateros, líderes “charros” y secuestradores en los nuevos héroes de México.

Y mientras Napito regresa de su “travesía por el desierto”, otra lideresa sindical “charra” y obradorista, Elba Esther Gordillo, anda suelta.

Elba fue liberada por el gobierno de Enrique Peña, media hora antes de que al presidente electo AMLO, se le entregara su constancia por el Tribunal Electoral. Y el señor AMLO prefirió, por una vez en la vida, cerrar el pico y no hablar de que la señora Elba estaba siendo liberada por motivos políticos.

AMLO no cuestionó la liberación de Elba Esther, ni mucho menos. Prefirió hacer como que “la virgen Morena le habla”. Y el Mesías se va a seguir haciendo el tonto durante los próximos seis años, en cuanto al asunto Elba Esther.

AMLO perdonó tanto a Napito como a Elba Esther, pero en realidad eso no lo hizo por tonto. Lo hizo a cambio de utilizarlos a ambos.

Los sindicatos de maestros y de mineros, fueron utilizados para operar políticamente en favor del Mesías durante las elecciones presidenciales. Eso es lo que explica que a Elba Esther la hayan liberado de su prisión domiciliaria sin que AMLO respingue, y que Napoleón Gómez Urrutia haya sido “transportado” desde Canadá hasta un escaño en el Senado de la República.

De modo que si usted, amable lector, quiere hacerse rico, tiene que seguir los siguientes tres pasos: 1) Ingrese a un sindicato 2) Róbese todo lo que pueda allí dentro, y 3) Métase al partido Morena. Con esos tres sencillos pasos, usted puede llegar hasta los cielos, gracias a que intercede en su favor -naturalmente- “la virgen Morena”.

No solo ladrones hay en Morena. Elba misma fue acusada del asesinato del maestro normalista a quien conocemos sus admiradores como el “profesor Misael”. Misael Nuñez Acosta sí fue un verdadero héroe de los trabajadores mexicanos, porque se enfrentó al liderazgo del ogro Elba Esther Gordillo, apoyada desde sus inicios por Carlos Salinas de Gortari. Y ella lo mandó matar. Entonces Morena no sólo apoya rateros –eso cualquiera lo sabe- sino también apoya asesinos.

Otro de los asesinos que trabajan para AMLO, es el exsecretario de Gobernación Manuel Bartlett, responsable del asesinato del periodista Manuel Buendía.

Se convoca desde este espacio a los maestros de México para que manden fundir una estatua de bronce del profesor Misael Nuñez Acosta, y que lo instalen frente al partido Morena, para recordarles a los morenistas quién es un ladrón y quién no.

Del asesinato del profesor Misael, aunque es muy piadoso, AMLO no ha dicho “ni pío”. Y tenga usted por seguro que se va a seguir “haciendo el tonto” durante los próximos seis años…

Carlos Salinas de Gortari apoyó a Elba Esther, para derrocar a otro “charro sindical”: Carlos Jongitud Barrios. Napito Junior heredó el puesto de Napito padre. Y así nos podemos seguir, uno por uno, demostrando que los apoyadores destacados de Morena, son un grupo de delincuentes. Y entre ellos, hay asesinos.

Y ahora sí “volvamos al principio”. Háganle en las oficinas de Morena su monumento a Napito. Y adórenlo.

¿Por qué en Morena adoran a Napito? ¿Dónde están los 55 millones de dólares? ¿Con eso pagaron la campaña presidencial de su Mesías? ¿El señor presidente electo Andrés Manuel López Obrador, pagó su campaña presidencial con dinero robado?

Y todo el trato que van a recibir de la prensa que AMLO amenazó (Yo perdono, pero no olvido, dijo el Mesías a la prensa), es resultado de lo que en Morena hicieron. Sus héroes, sus fideicomiso, sus ideales risibles y el resto de sus miasmas. Lo último: convalidaron en Morena el nombramiento de su aliado Manuel Velasco a dos puestos de elección popular, simultáneamente. Ahora el protegido de AMLO, gobernador y senador al mismo tiempo, no hace nada y cobra doble.