web analytics

¡Propuestas descabelladas!

Raúl Flores Martínez.

A veces las ideas espontáneas son basadas en ocurrencias sin sustentos, ocurrencias que pueden poner en riesgo a cientos o millones de personas.

No voy a negar que algunas estrategias que impondrá la administración de Andrés Manuel López Obrador, se me hacen innovadoras y pueden ayudar al país, como el impulso a determinados productos de la canasta básica.

Pero hay otras tan descabelladas y populistas que dan miedo, tan sólo pensarlas. Es decir, ¿cuántos millones de dólares obtendrá el gobierno de López Obrador con toda la venta de aeronaves del gobierno federal?

¿Y si hablamos de aeronaves del gobierno federal, incluimos las de la Fuerza Aérea, Marina, Policía Federal, Conagua, Comisión Federal de Electricidad, etc.?

Con esto sabremos que el costo será muy alto para el país. Las razones son simples. Quienes hemos cubierto algunos desastres naturales, hemos visto cómo las aeronaves, son utilizadas para ayuda a la población civil, incluyendo las de más difícil acceso.

Los aviones y helicópteros de las Fuerzas Armadas, si bien son utilizadas para el apoyo a la población civil, también hacen actividades de seguridad externa como interna en el país. Sin esto México, se queda vulnerable ante cualquier invasión extranjera.

Ahora, sobre haberle quitado la pensión a los Presidentes y el retiro del Estado Mayor, lo único que está generando es que los futuros Presidentes no hagan nada contra los carteles de la droga por el temor de ser asesinados junto con sus familias.

No defiendo la forma de vivir de los políticos que sabemos de sobra que es de lujos y dispendios. Lo que debe preocuparnos es el cuidado a la infraestructura estratégica del país, lo que debe de importar es cómo las instalaciones de Pemex son asediadas por el crimen organizado.

Propuestas que ya se las han dejado en claro quienes llevan estas dependencias, que son descabelladas. Ante el fracaso que se prevé en su futuro gobierno que recibe en quiebra, trata de disculparse con dichos y no verdades.