web analytics

Disminuye de 90 a 73 horas el periodo que la capital estará sin agua

0
23

México .- El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, informó que bajó de 90 a 73 las horas el periodo que la capital estará sin abasto de agua del Sistema Cutzamala, debido a las obras de mantenimiento y reparación.

En entrevista, dijo que entre el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se llegó a la determinación de que existen algunos tubos que no tienen que ser sustituidos o reparados, y eso disminuye el tiempo de corte, que estaba programado en principio del 31 de octubre al 4 de noviembre.

Sin embargo, detalló Amieva Gálvez, “nosotros vamos a continuar el operativo, mientras no se normalice el abasto habrán operativos tanto de presencia de dependencias como de pipas”.

El jefe de Gobierno capitalino expuso que el tiempo vital para esta regularización de abasto es de entre 20 y 36 horas posteriores a que se reinicia el suministro del líquido.

Añadió que se ha pedido a la Conagua que permita incrementar en 15 por ciento o más el abastecimiento del Sistema Cutzamala, lo que significa alrededor de nueve metros cúbicos por segundo, es decir, nueve mil litros por segundo.

Esto, destacó, para que con ese incremento en la presión tengamos la posibilidad de llenar estos grandes tanques de almacenamiento que es de donde se deriva la presión para todas las redes de suministro del recurso.

Subrayó que se espera que a partir del martes 2 de noviembre se tenga una regularización mayor y reiteró que no se va a dejar sola a la ciudadanía, continuará el operativo con las pipas.

“Nosotros tenemos que igualar el suministro que se está perdiendo, primero a través del llenado previo de sistemas y tinacos; segundo, con el aumento del Sistema Lerma, que nos permitirá atender a otras colonias que tenemos pendientes y, sobre todo, a las dos delegaciones que no tendrán corte total. El tercer punto son las 930 pipas, con tres o cuatro viajes, y 88 garzas”.

Afirmó que considera mejor tener un operativo, un sistema de atención que sea eficiente, para que no haya después un problema”.

Sobre posibles sanciones derivadas del desperdicio de agua, expuso que tirar el líquido -en el sentido de regar jardines o limpiar banquetas con agua, y lavar los coches con manguera- todas estas situaciones siguen vigentes en la Ley de Cultura Cívica.

“Si alguien es sorprendido, trátese de particular o de servidor público, tendremos que generar las acciones de sanción”.

También expuso que la Contraloría capitalina estará presente en las garzas y en los sitios de distribución; primero, para evitar que a nadie se le vaya a ocurrir solicitar un peso por el agua que estará llegando a través de las pipas.

Segundo, aseguró, para que no exista ningún tipo de condicionamiento para entregar el agua de las pipas. También se va incorporar la Secretaría de Seguridad Pública para acompañar y garantizar que lleguen rápido las pipas a los sitios de abasto.

 Ntx