web analytics

Chapo: propaganda de la más baja ralea

0
29

Rubén Cortés.

El argumento de quienes difunden la propaganda de El Chapo es similar al de los productores de las narcoseries, como Epigmenio Ibarra, que glorifican al crimen como un mundo glamuroso de dinero fácil y hombres y mujeres atractivos: “sólo contamos la vida real”.

Ah, pues entonces también es vida real que en México hay 23 mil 605 niñas de 12-14 años casadas o que viven en unión libre: corren riesgos de embarazos, partos prematuros, muerte por gestación o complicaciones en el parto, deserción escolar, además de reproducir la pobreza.

Lo que sucede es que venden más los adonis y las amazonas de la realidad imaginada de las narcoseries; al igual que la publicidad gratuita dada al abogado de El Chapo, quien dijo ayer que su cliente sobornó a dos presidentes mexicanos.

Más allá de que el abogado cobra por construir una narrativa fuera de la Corte (una cosa es el juicio y otra la propaganda), hace ver mal a su cliente, porque éste habría regalado su dinero cual pipiolo, en lugar de ser la mente criminal brillante que pinta Epigmenio Ibarra:

Porque…

1.- Sólo en los primeros tres años del mandato de Felipe Calderón, el cártel de El Chapo fue el más golpeado: 14 mil 627 de sus sicarios fueron detenidos, 24 por ciento de todos los criminales apresados en ese periodo.

–Según el Atlas de la Seguridad y la Defensa de México 2009, Calderón aseguró en ese lapso: cocaína, mariguana y heroína por dos mil 482 millones 468 mil 938 dólares.

–Inició la desarticulación del cártel de Los Beltrán Leyva, afluente de El Chapo (cayó El Mochomo en 2008 y fue abatido el jefe, Arturo Beltrán Leyva), de El Golfo, del cual cayeron presos 10 mil 566 sicarios; de los Carrillo Fuentes (nueve mil 959) y del cártel de Tijuana (seis mil 651).

2.- El Presidente Enrique Peña capturó a El Chapo el 22 de febrero de 2014 en Mazatlán, luego de estar prófugo más de 13 años. Y, sí, tras 17 meses, se escapó en la noche del 11 de julio del 2015 del penal El Altiplano a través de un túnel.

–El 8 de enero de 2016, menos de seis meses después del escape, Peña lo recapturó en Los Mochis. El 20 de enero de 2017 lo extraditó a Estados Unidos, donde ayer comenzó a ser juzgado en Nueva York, por importar y distribuir toneladas de cocaína en territorio estadounidense.

Que El Chapo sobornó a muchos niveles policiales y policíacos está muy claro: si no fuera por eso, nunca habría existido. Pero dar crédito a los dichos de un abogado para salvar a su cliente de pudrirse en la cárcel…

Es propaganda de baja estofa.