web analytics

“Los Mosqueteros del Rey” transmiten mensaje de amistad en Teatro Xola

0
144

México .- Héctor Bonilla, Alejandro Camacho, Patricio Castillo y Pablo Valentín protagonizan la obra original de Manuel González Gil “ Los Mosqueteros del Rey”.

La puesta en escena inició temporada el pasado 16 de noviembre en el Teatro Xola Julio Prieto y ofrecerá funciones los viernes a las 20:30, sábados a las 18:00 y 20:30 y domingos 17:00 y 19:00 horas.

En conferencia de prensa, los actores hablaron del papel que interpreta cada uno dentro de la obra escrita y dirigida por el argentino Manuel González Gil que se ha hecho acreedora de múltiples galardones, entre ellos el premio de la UNESCO por promover la solidaridad y amistad.

Pablo Valentín, actor mexicano que es conocido por su interpretación en la serie “Vecinos”, explicó que “la obra es un intento de los cuatro actores por contar paisajes de los conocidos tres mosqueteros, que en realidad se convierten en cuatro, una historia de compañerismo entre amigos que quieren hacer algo y lo logran de alguna manera”.

El actor Pablo Valentín, interpreta a “D’Artagnan”, un joven desorientado que desea integrarse a los mosqueteros, Patricio Castillo es “Aramis” el guapo y líder de los mosqueteros, Alejandro Camacho es “Athos”, uno de los personajes que no quiere que “D’artagnan” se integre al grupo, y Héctor Bonilla da vida a “Porthos”.

Cada uno de los actores cantará dos piezas musicales, y será la primera ocasión que Alejandro Camacho cante, por lo cual el actor expresó sentirse muy emocionado y nervioso de compartir el escenario con sus compañeros porque “la obra exige entrega y mucha disciplina, está estructurada para que parezca que hay errores pero no los hay”.

“Es una historia resumida de los hombres que defendieron a un rey, un pretexto para estar arriba del escenario y para contar una historia con un mensaje de amistad y solidaridad que nos viene bien en estos momentos”.

Héctor Bonilla explicó que la obra empezó como un cuento infantil en Argentina, por eso la puesta en escena mantiene elementos del teatro infantil pero recurre a la comedia, a la expresión mímica como la de Chaplin.

Patricio Castillo descató que la obra es de humor porque toma cualquier tema y juega con distintos estados anímicos, “usamos recursos escénicos como la pantomima, mímica y gestualidad para hacer reír al público, el texto no es simpático son las técnicas teatrales las que divierten”.

   Ntx