web analytics

Chicos y grandes disfrutan de pista de hielo en la CDMX

0
96

México.- Con el objetivo de vivir una gran experiencia, que para algunos niños y adultos es inédita, familias enteras se forman este sábado en los registros electrónicos para ingresar de manera gratuita a la pista de hielo instalada, por primera vez, en la Plaza de la República.

Regina este sábado por fin podrá vivir esta experiencia y es que hace un año no pudo ingresar a patinar a la pista que se ubicó en la plancha del Zócalo capitalino, por no cumplir con el requisito de medir, por lo menos, 90 centímetros.

“Ahora ya crecí. Ya soy niña grande y ya me van a dejar pasar”, afirmó emocionada la pequeña, quien va tomada de la mano de su papá, de nombre Fernando.

“Yo creo que es bueno que pongan esta clase de distracciones, porque en nuestra ciudad será muy difícil ver nevar y patinar en hielo; aunque la verdad hoy la fila tarda más en avanzar porque la pista es más chica que la del Zócalo y caben menos personas”, expuso Aidé, madre de Regina.

A los alrededores de la pista de mil 200 metros, dividida en tres zonas, los vendedores ambulantes ofertan sus productos; por las bajas temperaturas de la mañana, tamales y atoles son los más socorridos; aunque también hay carritos con botanas, dulces y los puestos con los tradicionales jugos y licuados, así como algunos otros donde se pueden degustar tacos y quesadillas.

Los comercios establecidos y aledaños a la zona ofrecen desayunos y comidas “corridas”, a precios que van desde los 50 pesos; mientras que los encargados y dueños de los negocios se encuentran contentos porque la pista permite mayores ingresos, sobre todo los fines de semana.

Ana Laura, encargada de una cocina económica ubicada en la calle de José María Iglesias, a un costado de la Plaza de la República, aseguró que a casi diez días de instalada la pista en este lugar las ventas se incrementaron entre 30 y 50 por ciento.

Desde el ingreso a la plaza, por las calles laterales, se observa el tobogán de la pista, que mide 9.90 metros de altura y 37 de caída, y al que la gran mayoría de los adultos y niños quieren subir para luego dejarse caer entre risas y gritos de alegría y uno que otro de espanto.

La pista fue inaugurada el pasado 6 de diciembre por las autoridades capitalinas y permanecerá abierta hasta el próximo 11 de enero a partir de las 9:30 horas y hasta 21:15; horario en que sus visitantes podrán recibir asesoría por parte de los entrenadores, principalmente para quienes no saben patinar sobre hielo.

Cabe destacar que no es requisito ingresar a la pista a patinar, ya que también es posible disfrutar un paseo en bicicletas especiales para hielo, lo que la hace accesible esta atracción para todas las edades. 

NTX