web analytics

Hay un problema de distribución, no de desabasto, dice Sheinbaum

Ciudad de México.- El día de ayer, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, hizo una declaración que generó molestia entre la ciudadanía, al decir que, con respecto al problema de la gasolina, no hay desabasto en la capital del país, sino un problema de distribución.

Las redes sociales y varios espacios noticiosos arreciaron sus críticas a esta fallida declaración, que demuestra que la Jefa de Gobierno no entiende el tamaño de la crisis y, lo peor, no entiende que el desabasto supone una mala logística en la distribución de los combustibles: el desabasto comienza, pues, por una mala distribución. Hay escasez y desabasto en las gasolinerías de la Ciudad de México justamente porque hay una deficiente logística de distribución a lo largo de, al menos, el centro del territorio nacional.

A lo mejor el primer día hubo un problema de compras de pánico, pero después la gente se ha portado de primera; hacen filas. Y yo quiero felicitar a la población de la Ciudad de México porque está informada y siendo muy responsable, expresó en conferencia de prensa.

Tras reunirse con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reiteró su respaldo a las medidas que se han aplicado para combatir el huachicoleo, como el cierre de ductos, pese a los problemas de desabasto que esto genera.

Al preguntársele sobre cuándo se normalizará la situación, dijo en tono molesto: No soy la vocera de cuándo se resuelve un tema de este tipo; el vocero es el Presidente de la República, el director de Pemex (Octavio Romero Oropeza). La declaración generó también molestia entre la gente, porque recientemente Sheinbaum había dicho que estaba en contacto directo y constante con en director de la paraestatal. De hecho, previamente había tenido una reunión.

Finalmente, agregó que el número de gasolineras que permanecen cerradas se mantiene en alrededor de 80, aunque admitió que la cifra varía constantemente.

El Arsenal