web analytics

Trabajo articulado, para garantizar derechos de migrantes: Karla Cueva

Tegucigalpa, Honduras.- La Ministra de Derechos Humanos, Karla Cueva, dijo ayer que se constató que en la segunda caravana irregular han salido entre 500 y 600 personas, pero en esta ocasión se ha realizado un control en la frontera y todo aquel que no cumpla con los requisitos establecidos en ley para la migración regular y menores no documentados o no acompañados no podrá continuar su camino.

“Son entre 500 y 600 personas las que van en la segunda caravana y han debido hacer el trámite migratorio; la vez anterior no se hizo el trámite migratorio en la frontera de Honduras y Guatemala. En este momento sí ha habido un proceso de registro en donde también se le hace conciencia las personas”, anotó la funcionaria.

Cueva informó que el Gobierno trabaja de forma articulada y muchas instituciones incluso tienen sus oficinas móviles en la ruta migratoria para asistir a los migrantes ante cualquier necesidad, entre estas la Cancillería, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), el Instituto Nacional de Migración, la Secretaría de Estado de Derechos Humanos (SEDH) y cuerpos del orden.

En el caso de la SEDH, “nuestra labor es verificar que en el transcurso y en el trayecto de nuestros connacionales al interior del país estén protegidos de cualquier tipo de amenaza a su salud, a su integridad física y en todo caso también en un tercer país que también se garanticen estos derechos“, agregó.

A renglón seguido manifestó: “Los derechos humanos son los mismos acá en Honduras, como son los mismos en Guatemala y son los mismos en México; entonces, desde el lado de la Secretaría de Derechos Humanos, a nosotros nos toca velar porque se cumpla cada uno de los derechos”.

La ministra expresó que, a pesar de que existe derecho a migrar y estas personas han decidido ejercerlo, esta migración debe estar en equilibrio con el goce al derecho a ser protegido contra todo tipo de peligros explotación y exposición a la trata y el tráfico de personas.

Cueva detalló que ya las autoridades migratorias tienen conocimiento de que 90 de las personas que emprendieron la segunda caravana ya decidieron retornar de forma voluntaria.

Añadió que Honduras ya ha desarrollado las gestiones para el retorno voluntario y las autoridades de Protección Civil, del Instituto Nacional de Migración y también la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia están facilitando que estas familias puedan volver de manera segura a su lugar de origen.

Recalcó que se está dando especial cuidado a los menores de edad, ya que son un grupo colocado en situación de vulnerabilidad, y ya se reportan 57 que han sido retenidos por no cumplir con la documentación legal para una migración regular y otros ni siquiera están acompañados por sus padres o algún encargado.

Para el tratamiento de los casos de menores hay equipos disponibles trabajando a fin de que se les garanticen todos sus derechos, “porque no sabemos de alguna manera si son hijos verdaderos de esa persona que dicen ser sus padres; entonces, Migración está tomando las medidas”, anotó.

Además, la funcionaria informó que se ha detectado otro problema en el caso de los menores, por lo que es importante poder llevar el mensaje a la población, en relación a que se han reportado a través del Sistema 911 que 18 menores de 21 años han sido reportados por sus padres como desaparecidos; es decir, que las madres o los padres no saben dónde están y estos podrían estar siendo engañados para irse en las caravanas.

“En algunos casos hay madres que reportan que el hijo fue llevado solamente por el padre de familia; entonces, ahí también se ve la figura o la comisión de otro delito que está tipificado en el Código Penal y una figura también que se aborda en la normativa internacional, que es la sustracción internacional de menores“, advirtió.

La titular de la SEDH hizo un llamado a los padres de familia y encargados para proteger a los niños y adolescentes porque en la ruta migratoria se exponen a grandes peligros, entre ellos la trata de personas.

Finalmente, manifestó que, aunque hay mucho por hacer, el Gobierno realiza fuertes esfuerzos para garantizar mejores oportunidades para los hondureños a través de los programas sociales focalizados y que así no tengan que migrar exponiéndose a serios peligros, incluso a perder la vida, tal como ha ocurrido con integrantes de la primera caravana, donde lamentablemente ya murieron 11 hondureños.

Con información oficial del Gobierno de Honduras