web analytics

“Vivimos en una situación transitoria caótica”, Guterres

Davos, Suiza.- António Guterres citó la política global y las tensiones geopolíticas, el cambio climático, el desplazamiento de personas y la digitalización entre los grandes desafíos mundiales para los que hasta ahora sólo encontramos soluciones fragmentadas.

Igualmente, trató el panorama de la economía global, que se está ralentizando y apuntó a la previsión de riesgos en el horizonte ligados a las tensiones globales.

“El primer riesgo son las tensiones comerciales que son básicamente un problema político; luego el aumento de la deuda, que está en un punto más elevado que cuando se produjo la última crisis financiera, que limita la capacidad de respuesta a crisis emergentes y restringe la capacidad de los Estados para poner en marcha los proyectos necesarios para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, dijo en funcionario de la ONU. La inestabilidad de los mercados fue otro de los peligros enumerados por el Secretario General.

A continuación, Guterres destacó la importancia del riesgo medioambiental al que nos enfrentamos y advirtió que “estamos perdiendo la carrera y el cambio climático avanza más rápido que nosotros” en un escenario en el que disminuye la voluntad política para solucionarlo.

Con respecto a las tendencias políticas subrayó la multiplicación de conflictos tratados de una manera más dividida: “ya no vivimos en un mundo bipolar o unipolar, pero tampoco estamos en un mundo multipolar, estamos en una situación transitoria caótica”, consideró.

Añadió que la relación entre grandes potencias como Estados Unidos, Rusia y China “nunca ha estado tan trastornada como ahora”, tanto en el económico como en otros ámbitos.

Junto a ello resaltó la emergencia de “poderes medianos” que dificultan una visión de futuro y puso como ejemplo a Siria donde están presentes Turquía, Iraq y Arabia Saudita.

“En otros conflictos del mundo, hay una fragmentación clara de las acciones, hay impunidad y falta de predictibilidad. Vamos hacia un mundo multipolar y la multipolaridad puede ser un factor de equilibrio, pero no necesariamente es un factor de seguridad y de paz, porque lo vimos antes de la Primera Guerra Mundial. No había mecanismos de cooperación y se produjo [la guerra]. O sea que es muy importante que haya mecanismos multilaterales”, dijo.

Para el Secretario General, las prioridades para Naciones Unidas han de pasar por convencer a las personas contrarias al multilateralismo “que nos preocupamos por ellas” y que a través de programas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible se busca no dejar a nadie atrás. En este contexto, mencionó el contundente programa de reformas que lleva a cabo la Organización.

Agregó que Naciones Unidas provee más de la mitad de la ayuda humanitaria que se distribuye a nivel mundial, alcanzado a 100.000.000 de personas en 40 países.

Guterres destacó que hay “vientos de esperanza” a nivel mundial y que su objetivo es “seguir apostando por la diplomacia en la búsqueda de la paz”. Enfatizó también la importancia de seguir colaborando con organizaciones regionales, tales como la Unión Africana, y de avanzar en los problemas de países para los que no se encontraron soluciones políticas el año pasado como la República Centroafricana, Sudán del Sur, Yemen, Libia o Siria.

Para los conflictos interrelacionados como los que ocurren en el Sahel, donde se suman terrorismo y cambio climático, exhortó a encontrar “soluciones innovadoras” que aborden los problemas con enfoques amplios.

Con información oficial de la ONU