web analytics

Los lectores de Mocorito

0
154

José C. Serrano.

Ioan Grillo, periodista británico, especialista en el tema del narcotráfico, ya ha sido huésped de esta columna. En la página 35 de su libro El narco. En el corazón de la insurgencia criminal mexicana, describe de manera puntual lo que él vio en la Sierra Madre Occidental: Bajo el sol abrasador, la roja amapola adquiere un ligero tinte anaranjado, que hace destacar las abarquilladas hojas sobre el marrón de la tierra y el verde polvoriento de los nudosos cactos. Estoy mirando las amapolas adormideras

El autor del libro estampa una pincelada en el paisaje que pretende representar lo que es el estado de Sinaloa. La entidad es mucho más que plantas de marihuana y amapola; mucho más que matones a sueldo, luciendo cuernos de chivo y pistolas nueve milímetros; mucho más que políticos y servidores públicos coludidos con el crimen organizado.

Sinaloa alberga en su territorio al municipio de Mocorito, cabecera municipal de dicha demarcación. Mocorito está situado en la región centro-norte del estado. Colinda con los municipios de Navolato, Culiacán, Badiraguato, Salvador Alvarado y Angostura. Por su riqueza cultural, la pequeña ciudad de Mocorito es llamada la Atenas de Sinaloa.

Mocorito fue uno de los puntos donde arrancaron las Misiones Culturales del pensador y humanista José Vasconcelos, allá por los años veinte del siglo pasado. Las misiones significaron una auténtica revolución cultural de la que se beneficiaron, principalmente, las comunidades rurales de este país. Sus pobladores aprendieron a leer y escribir; se capacitaron para desempeñar oficios que les proveyeran del sustento familiar; adquirieron normas higiénicas para mejorar sus condiciones de salud,y sobre todo, asimilaron las reglas básicas para la organización social.

La periodista Fabiola Palapa Quijas entrevistó en la comunidad El Recobeco, del municipio de Mocorito, al profesor Cruz Hernández, quien ha logrado que la comunidad participe en el club de lectura La Hojarasca, donde cada año se evoca al escritor colombiano Gabriel García Márquez en maratones de lectura y una semana cultural. Este domingo 27 de enero, el gobierno federal pone en marcha el Plan Nacional de Lectura, precisamente, en el municipio de Mocorito.

El profesor Hernández recuerda que “el propio Gabo le expresó su deseo de visitar la comunidad que año tras año celebra el cumpleaños del autor de El amor en los tiempos del cólera“. Durante más de una década, el coordinador del club de lectura intercambió correspondencia con el también periodista colombiano, por medio de su asistente Mónica Alonso y, con frecuencia, el escritor les envió libros, revistas, periódicos y películas.

Cuenta el profesor que “en 2007, el pueblo participó en un maratón de lectura de Cien años de soledad, que duró 18 horas ininterrumpidas, lo cual se ha venido repitiendo en cada nueva edición de la Semana Cultural Gabriel García Márquez”. Este año el festival cultural en honor del Nobel de Literatura se realizará del 4 al 8 de marzo, y la programación incluye presentaciones de libros, funciones de teatro, danza, cine y música. “Tendremos diversas actividades artísticas para que la gente vea que existen cosas más importantes que estar metidos en el mundo hostil de la violencia“.

Es asombrosa, a la vez que meritoria, la labor de este docente metido a promotor cultural en un municipio colindante con la Tierra de Nadie, conocida como Badiraguato (Marihuanato) en los tiempos de Rafael Caro Quintero, quien en la administración del presidente Miguel de la Madrid Hurtado, ofreció pagar la deuda externa del país, si lo dejaban trabajar en su negocio que era el trasiego de la Suave Pechuga de Mariposa* (marihuana) hacia Estados Unidos, el país con el mayor número de consumidores de toda clase de drogas en el mundo.

Mocorito está a 180 grados de distancia, no obstante su cercanía geográfica, de Badiraguato, cuna de grandes capos de la droga como Joaquín “El Chapo” Guzmán, Ismael “El Mayo” Zambada y de los hermanos Beltrán Leyva. Transformar este entorno nocivo, atmósfera viciada en pueblos lectores es una tarea ineludible para Paco Ignacio Taibo II en su calidad de director del Fondo de Cultura Económica. Es mejor llevar un morral colmado de libros, que repleto de Suprema Verde de Mejorana* (marihuana).

* Términos incluidos en el libro Así habla la delincuencia y otros más…,de Guillermo Colín Sánchez.