web analytics

Luis Octavio Murat Macías.

“Si se le da un espíritu de pedantería a una nación naturalmente alegre,

el Estado no ganará nada con ello, ni en el interior ni en el exterior.

Dejadle hacer las cosas frívolas seriamente y alegremente las cosas serias”.

Montesquieu.

A dos semanas del bloqueo de las vías férreas que cruzan Michoacán, el gobernador, Silvano Aureoles, permanece en España, “bailando el Chotis”, en el fandangueo de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) 2019. El gobernador declaró que se ha reunido con varios representantes de empresas turísticas para comentarles que Michoacán es una maravilla en artesanías, gastronomía, en la producción de aguacates, y en todo aquello que presumen los funcionarios que viajan en gira de promoción a Europa con cargo a la chequera de la nación.

La presencia del gobernador, Silvano Aureoles, en la Feria Turística de Madrid para promover las ventajas de invertir y visitar Michoacán en momentos en que la situación de caos comercial del estado es un desastre debido a que la CNTE ha bloqueado las vías férreas en siete puntos estratégicos de Michoacán: Puerto Lázaro Cárdenas, Maravatío, Múgica, La piedad, Yurécuaro, Uruapan y Pátzcuaro, se antoja un contrasentido y una quimera por parte del gobernador, pues ¿quién se arriesgaría a invertir o viajar a una entidad que tiene esa clase de conflictos?

La carga bloqueada (un millón de toneladas) peligra al grado de ocasionar daños mayores como serían no cumplir a tiempo las entregas de cargas de los insumos, lo cual provocaría el incumplimiento de contratos de las empresas que enviaron la carga.

Al iniciarse los bloqueos, la toma de alcaldías y casetas de peaje; la problemática creció en Michoacán, pero Silvano, a la torera hizo un requiebre y marchó a Madrid dejando el tiradero en la plaza con cargo al gobierno federal, aduciendo que las vías férreas son responsabilidad de la Federación y los salarios no pagados a los trabajadores de la CNTE le corresponden a la Secretaría de Educación.

Por cierto, el Secretario de Educación, Esteban Moctezuma, ha permanecido mudo ante el problema magisterial que la CNTE ha agudizado y a la que el funcionario prometió regresarle la rectoría de la Educación, el control del sistema de becas, el control de plazas de trabajo, y los privilegios que les otorgó el entonces gobernador de Oaxaca, Heladio Ramírez López.

Ante el silencio del exejecutivo de TV Azteca ha tenido que salir al quite la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ofreciendo instalar una mesa de negociación, cubrir los salarios caídos de los trabajadores de la educación, y asegurar el pago de las quincenas futuras en acuerdo con las responsabilidades que le competen al gobernador convertido en promotor turístico, ya que Madrid bien vale un chotis.

Por su parte, el sector empresarial, incluido el turístico, dio a conocer que la carga de insumos está compuesta por 8 mil 200 contenedores varados en el Puerto de Lázaro Cárdenas, lo cual revela la irresponsabilidad de una autoridad que optó por la salida fácil al conflicto poniendo el Atlántico de por medio en lugar de enfrentar el problema.

Esa debería ser la actitud de un gobernante que recibió, mediante el sufragio, la confianza de la mayoría para gobernar con eficacia al estado.

El deslinde del problema educativo significa la falta de voluntad de la autoridad estatal de pagar el enorme adeudo al magisterio entre bonos y la primera quincena de enero. Deuda que no está suficientemente clara, toda vez que el presupuesto para Educación asignado a Michoacán es de mil 600 millones de pesos solamente para el pago de profesores de los niveles básico, medio superior y superior.

Gobierno Estatal y Gobierno Federal se culpan mutuamente y no aceptan su responsabilidad. En tanto, el conflicto se alarga con los perjuicios que causa el diferendo a una amplia gama de la producción industrial, turística, educativa, manufacturera y gastronómica.

Por último, gobernar requiere del uso atinado de la política; esa herramienta fundamental para quien decida practicarla con habilidad y eficacia, pues es ella, la política, la única ciencia capaz de hacer posible lo imposible y, a decir verdad, un pago de salarios caídos requiere habilidad para negociar y poder convencer, pero descartando los berrinches o la graciosa huida para ir a bailar un chotis.

@luis_murat