web analytics

Respetar autonomía universitaria, compromiso de todos los grupos parlamentarios: Delgado Carrillo

México.- El presidente de la Junta de Coordinación Política, diputado Mario Delgado Carrillo, este fin de semana manifestó el compromiso absoluto de todos los grupos parlamentarios de respetar la autonomía universitaria. Afirmó que “no hay ninguna duda y tenemos la convicción en ello, no va a haber ni un paso atrás”.

Durante la Mesa III “Normales y Educación Superior”, de las Audiencias Públicas en materia educativa, el legislador pidió a todas las universidades del país tener confianza, porque “la autonomía va más allá de los partidos y es, sin duda alguna, uno de los baluartes en nuestro país; vamos a mantenerlo, reforzarlo y respetarlo siempre”.

Por su parte, el subsecretario de Educación Superior de la SEP, Luciano Concheiro Bórquez, consideró que las modificaciones a los artículos 3º, 31 y 73 de la Constitución, que envió el Presidente de la República, son producto de la movilización social de las y los maestros que sufrieron inclemencias y represión.

También de una consulta profunda a nivel nacional, que recogió múltiples opiniones, que intenta transformar, precisamente, el marco para la educación y, en particular, para las normales y la superior en su conjunto.

Saludó que en la discusión de esta iniciativa se encuentren maestras, maestros y estudiantes, particularmente, cuatro alumnos de Ayotzinapa.

Dijo que es necesario lograr que la educación universitaria sea integral, porque actualmente no lo es, y generarla en el artículo 3º constitucional.

Sobre el término de excelencia en la educación, comentó que el concepto surgió de la parte más radical del magisterio y se debe volver a discutir y ponerlo en el centro del debate.

Jaime Valls Esponda, secretario general ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), afirmó que es necesario considerar el impacto financiero que tendrá la gratuidad en las finanzas de las instituciones públicas de educación superior, ya que podría ser cercano a los 13 mil millones de pesos por año.

“Dichas instituciones cobran cuotas a los estudiantes por los servicios que imparten, en un rango muy amplio, incluso en algunos montos que reciben por este concepto pueden significar hasta el 30 por ciento de su presupuesto”.

Indicó que de eliminarse las cuotas estudiantiles, sin compensación en el presupuesto de las instituciones, se verá disminuido el apoyo a los propios estudiantes y se agravará la problemática financiera de las instituciones públicas de educación superior, que ya de por sí algunas de ellas tienen problemas severos.

Valls Esponda se pronunció por restituir la fracción VII del artículo 3°, y establecer que las universidades y demás instituciones de educación superior públicas se regirán por sus leyes específicas.

Mencionó el compromiso de la Cámara de Diputados, en el sentido de corregir la omisión de dicho precepto, que reconoce la autonomía de la educación superior, la cual implica “un ejercicio pleno de responsabilidad para cumplir las tareas sustantivas en beneficio de la sociedad”.

Dejó claro que la ANUIES expresa su compromiso de no escatimar ni tiempo ni energía para sumarse al esfuerzo del Congreso de la Unión y del gobierno federal para transformar la educación, y apoyar la puesta en marcha de políticas públicas de nueva generación, a fin de construir un México en paz, justo y próspero.

El presidente de la Asociación Nacional de Universidades Politécnicas, Leonardo Germán Gandarilla, destacó la voluntad de que permanezca la autonomía universitaria. “Es importante mantener todas las capacidades que tienen para administrarse, dirigirse y seguir formando la juventud de nuestro país”.

Precisó que las Universidades Politécnicas atienden a más de 102 mil estudiantes, en 62 universidades que se encuentran en 26 entidades federativas. Agregó que el 70 por ciento de esas escuelas se localizan en municipios con mayores carencias, y son la institución educativa que ofrece formación para que los jóvenes puedan tener acceso a la movilidad social.

Manifestó que si se pretende incrementar la matrícula en educación superior e impulsar programas educativos novedosos y vinculados con las grandes necesidades sociales y económicas de nuestro país, las universidades politécnicas, al igual que las tecnológicas, deben ser prioridad y tratadas con equidad en el ámbito presupuestal. “Buscamos que se retribuyan 300 millones de pesos a la Coordinación General de Universidades Tecnológicas y Politécnicas”, añadió.

La presidenta de la Comisión de Educación, diputada Adela Piña Bernal, destacó el compromiso y la labor fundamental de los integrantes de las comisiones unidas de Educación y de Puntos Constitucionales, para tomar nota de las propuestas.

“Es un trabajo arduo para construir el mejor dictamen y, sobre todo, un marco jurídico legítimo, confiable, eficiente y eficaz acorde con las realidades de México, que beneficie a las niñas, niños y jóvenes”.

Con información de la Cámara de Diputados