web analytics

Los niños de robótica también son fifís

0
102

Rubén Cortés.

La voladora contra el conocimiento en el presupuesto para 2019 de la Cuarta Transformación alcanzó también al programa de los niños considerados “genio”, que ya no recibió ni un quinto. Sin embargo, en el gobierno neoliberal de 2012-2018 recibió 540 millones de pesos por año.

Así que los niños superdotados en el conocimiento dejaron de contar con el apoyo de este gobierno de izquierda para convocatoria, financiamiento de programas y para acudir a Olimpiadas internacionales, en las que a México, por cierto, le ha ido bien.

Por ejemplo, el año pasado, cinco niños mexicanos estuvieron entre los 300 premiados en el concurso de cálculo mental, celebrado en Malasia. Los pequeños resolvieron 70 operaciones aritméticas en menos de cinco minutos, valiéndose de… un ábaco.

Pero el Conacyt, que dirige una científica Premio Nacional de Ciencias, no emitió las convocatorias para la tradicional Olimpiada Mexicana de Matemáticas, a la que este año le espera una batería fuerte de actividades con niños genio:

–La organización del 33 Concurso Nacional de Matemáticas.

–El Tercer Concurso Nacional de la Olimpiada Mexicana de Matemáticas de la Educación Básica.

–La organización de la XXXIV Olimpiada Iberoamericana de Matemáticas, con sede en México.

–Envío de equipos nacionales a competir a las Olimpiadas Internacionales.

El abandono afecta a un millón de niños mexicanos que tienen de tres a 14 años de edad y poseen un coeficiente intelectual elevado, cuyos padres pelean solos para que la Cámara de Diputados reviva la Comisión para Niños de Altas Capacidades, eliminada por la actual Legislatura.

Esa Comisión realizaba gestiones para que los estados implementaran políticas públicas en favor de los niños genios, como la inauguración en Guadalajara de un centro especial para más de 400 niños, con una inversión de 11 millones de pesos.

Algo así pretende hacer la actual dirección de Conacyt para llenar el hueco que le abre el hecho de dejar de recibir 540 millones de pesos para atender a niños con altas capacidades, a través de convenios que permitan organizar las convocatorias y fondos pactados en 2018.

Pero el dinero público es esencial para el impulso de este trabajo. Es difícil de entender que el gobierno actual haya eliminado 540 millones de pesos para la atención a niños genios y, en cambio, le haya dado 500 millones de pesos a las guarderías propiedad del Partido del Trabajo.

¡Y eso que el PT fue investigado en PGR por el lavado de 100 millones de pesos que le otorgó el pasado gobierno neoliberal para atender sus guarderías en Monterrey! La investigación fue suspendida en septiembre de 2018.

¡Ah, pero el PT es parte de la 4T!

Y los niños genios tienen que esperar.