web analytics

Tintes de inmoralidad en Morena

0
100

Miryam Gomezcésar.

En medio de la expectativa por la visita de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a Chetumal, el día de mañana ya como presidente constitucional y por la celebración de la entrega 91 de los Óscares, cuando un equipo brillante de mexicanos cuenta con diez nominaciones, hay aspectos en ambos casos que llaman la atención. Es el barullo pertinaz e incómodo que recorre el estado y molesta tanto como el retoque que hacen las revistas de modas y el corazón con su photoshop para cambiar a sus esquemas la esencia natural de Yalitza Aparicio, la mexicana más famosa y apreciada en este momento.

Cuando la costumbrista sociedad capitalina cruza dedos para escuchar “¡Por fin!” los pormenores del inicio del proyecto con que intenta el presidente detonar el desarrollo de la maltratada zona sur de Quintana Roo, y recibir los mismos beneficios otorgados a los estados de la frontera norte, la reacción ante el caudal de aspirantes  inscritos para obtener la candidatura de una diputación  local, fue de desconfianza y total rechazo.

Ojalá que no se tome a la ligera la decepción de los ciudadanos que han manifestado su coraje por lo que consideran una incongruencia de la dirigencia nacional de Morena, aceptar tanto aspirante cuestionado a su paso por la administración pública, que llegó a inscribirse de todas las procedencias partidistas (PRI, PAN, PRD, MC, PES, PT, PVEM).

Antes de convertirse en partido, han hecho del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), una agencia de colocaciones “VIP” de un organismo político que dijeron sería diferente.

Morena no parece ser el color de la democracia que soñaron los ciudadanos. Sobre sus procesos hay una creciente incertidumbre, dudas sobre la transparencia y honestidad que hacen ver que  Morena no es lo que ofrecieron, esto le resta lucimiento, las sospechas se sustentan con acciones previas que han sido públicas.

No es lo que hacen sino cómo lo hacen lo que empaña el tal vez buen intento. Para muestra, muchos botones aunque por el espacio menciono sólo tres: 

Botón 1.- Se presenta Rafael Reyes Montemayor, líder nacional de la Federación de Sindicatos al Servicio de los Gobiernos Estatales y Municipales, al festejo del cumpleaños de la lideresa sindical local del gobierno municipal, cómplice del priísmo borgista, Delia Alvarado Alvarado, y dice “Vamos a hacer lo que tengamos que hacer para que esté dentro. Esto no lo está pidiendo ella ni lo están pidiendo nadie, es la federación. Si diosito nos ayuda vamos a tener a una amiga en el congreso”, punto seguido todos aplauden y la alcaldesa Mara Lezama le levanta la mano, días más tarde la dirigente aparece en medio del tropel de desbocados a inscribirse. ¿También es por cuotas y cotos? Que alguien me explique.

Botón 2.- Lo mismo sucedió con Eduardo Peniche Rodríguez, alias “El Wato”, líder por once años del sindicato de taxistas Gustavo Díaz Ordaz, de Isla Mujeres, ampliamente identificado con lo más obscuro del borgismo, sin reparo pretende obtener la candidatura de Morena por el distrito 1, por lo que también se presentó, documentación en mano, con idéntico propósito.

Botonazo 3.- O la joya de la corona del dedazo… ¡perdón! léase “democracia pura”: la inscripción de Hugo Alday Nieto, que irá por el distrito VII como candidato externo de Morena. Una persona que no es y no se ha dedicado a la política pero ha vivido al amparo de esa clase privilegiada a través de un priísmo netamente elitista (para decirlo como corresponde a la acuñación amlista, es “fifirisnais”).

El asesor jurídico del gobierno municipal de Mara Lezama, como  figura desconocida para la mayoría de familias radicadas en el distrito que intenta representar en la XVI Legislatura, no cuenta con trabajo previo realizado en asambleas distritales que se exige a la militancia legítima para poder participar, es un requisito insalvable.

El abogado no se habría presentado sin tener la seguridad del resultado… ¡Faltaba más! Se trata nada menos que de un pariente cercano de Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, parafraseando al escritor y cronista de Tepito, Armando Ramírez “¡Total! ¿Qué tanto es tantito?”. La lista es larga.

Ése es un distrito ubicado en una extensa y poblada área de la ciudad donde imperan los problemas que van desde el deterioro urbano, de inseguridad, el desorden se ve por todos lados, considerada como zona de riesgo por estar infestada de comercio informal y clandestinos que, aunque el Ayuntamiento intenta ordenar, no es cosa fácil, tampoco rápida.

En este contexto, la propuesta de creación de una Dirección de Policía Auxiliar que refuerce a la estructura actual fue vista con buenos ojos y es apoyada por el Consejo Coordinador Empresarial de Cancún, como parte de una estrategia encaminada a desalentar a una delincuencia cada vez más presente activa y violenta.

Contará con 163 elementos que ya existen como parte de la unidad actual, subordinada a la policía preventiva. Como parte de su entrenamiento, la Unidad contará con el apoyo de la Policía Bancaria y Comercial de la Ciudad de México que consiste en adiestramiento, capacitación y certificación conocida como C-3.

Esto, dicen, forma parte de un ambicioso proyecto integral encaminado a la seguridad vecinal y comercial. Resolver los problemas es posible pero lleva tiempo, porque requiere inversión, un esfuerzo abrumador desde su planificación, organización, coordinación para realizar un trabajo operativo minucioso que permita desenredar la poderosa maraña construida al calor de las complicidades colectivas que permitieron la incubación de conflictos acumulados desde hace muchos años.

Arropado por una clase empresarial ávida de participar en la construcción del Tren Maya, mientras explica pormenores del ambicioso y atractivo proyecto, AMLO sabe que será cuestionado porque es imposible que no esté enterado. Tendrá que responder y redoblar esfuerzos, apretar tuercas para que resista con la misma firmeza la plataforma que logró construir durante su campaña.

Consciente de los cuestionamientos por la inclusión de una clase elitista a la que abrieron las puertas para ubicarla en zona preferente, el presidente tendrá que aclarar y demostrar que el suyo no es un doble discurso.

La elitista esfera que se aferra al reconocimiento popular para estar donde las oportunidades abundan sólo se logra desplazando a los que ya han sido menospreciados. AMLO debe impedir que esos afanes terminen por causar una catástrofe a su liderazgo y, aunque esté cansado como se ve, no puede ni debe fallarle a su gente.

Lo bueno es que en el Senado de la República aprobaron por unanimidad con 127 votos el dictamen para la creación de la Guardia Nacional con mando civil y un plazo de cinco años para que las fuerzas militares regresen a sus funciones normales, así como en la Cámara de Diputados, elevaron a delito grave el uso de programas sociales con fines electorales, entre otros asuntos urgentes que merecen atención inmediata, de ahí que tanto los alcaldes como el Gobernador Carlos Joaquín González, tendrán que sacar las manos que tienen metidas en el proceso electoral y esperemos lo mismo la federación.

Si por Morena se inscribieron 196 aspirantes de todas las procedencias partidistas, habrá que esperar los plazos establecidos por el Instituto Electoral de Quintana Roo, para conocer las listas definitivas de candidatos por cada una de las plataformas registradas.

Para Diputados/as por el principio de mayoría relativa el plazo es del 9 al 13 de marzo próximo y para las Diputadas/os por el principio de representación proporcional del 15 al 20, será hasta entonces que el tablero esté completo y se conozcan las listas definitivas.